Balance proteico positivo

Balance Proteico Positivo

Obtener un balance proteico positivo es el primer punto clave para conseguir ganar masa muscular de forma optima.

Las proteínas son los «ladrillos» de la construcción corporal. No podrás construir una casa sin materiales adecuados, y tampoco podrás construir músculo sin proteínas.

Los aminoácidos que componen las proteínas son las moléculas que el organismo utiliza para reparar y construir músculo después del ejercicio.

Las proteínas son ricas en nitrógeno, por eso una ingesta proteica elevada asegura un balance nitrogenado positivo. Si tu organismo mantiene más nitrógeno del que elimina es que estás en estado anabólico y estarás en el buen camino de la ganancia de masa muscular.

Para disponer de aminoácidos suficientes, consume entre 1,8 a 3 gramos de proteína por kilo de peso corporal distribuidos en cinco a seis comidas por día. Por ejemplo, un culturista de 90 kilos de peso requiere un mínimo de 180 gramos de proteínas al día, o 30 gramos en cada una de sus seis comidas.

Realmente la cantidad de 3 gramos es algo excesiva para gente que no esté dedicada al culturismo de forma algo más que como pasatiempo. Con alrededor de 2 gramos por kilo de peso corporal se consiguen resultados excelentes.

Absorción de la proteína

El tracto intestinal es incapaz de absorber más de 40-50 gramos de proteínas de una vez, así que divide tu ingesta diaria en varias comidas. Si ingieres proteínas en exceso en una sola toma, algunas no se absorberán y serán eliminadas como producto de desecho por las heces (o lo que es peor, metabolizadas en grasa de reserva).

Los alimentos ricos en proteínas incluyen las carnes, pescados, clara de huevo, leche y suero. La forma más fácil de calcular la ingesta proteica es leer la etiqueta de los envases.

Como regla aproximada, consideremos que la carne magra, el pollo, el pavo y los pescados contienen entre 20 y 25 gramos de proteínas por cada 100 gramos de peso.

Una clara de huevo grande contiene 6 gramos de proteínas, y la leche, de 3 a 4 gramos por cada 100 ml.

Consumir suficientes proteínas a intervalos regulares a todo lo largo del día asegura un aporte adecuado de aminoácidos y proporciona un balance nitrogenado positivo. Esto crea un estímulo anabólico, el cual activa la síntesis proteica para la construcción de músculo y lleva a una recuperación más rápida.

Lo fundamental

Como resumen del artículo, debe quedarte muy claro que tu cuerpo necesita un aporte continuado de proteínas para estar en estado anabólico o de crecimiento muscular.

Por ello, no vale con tomar en una sola toma 100 gramos de proteínas y olvidarte del resto. Haz que cada una de tus 5-6 comidas diarias contenga de 30 a 50 gramos  de proteínas de calidad.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante.
No enviamos Spam, solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.

1 Comentario