Los beneficios de hacer deporte según tu edad

Beneficios del deporte

Aunque pueda parecer sorprendente, un gran número de asociados a centros deportivos, padres que inscriben a sus hijos a determinadas actividades extraescolares relacionadas con el desarrollo físico, adolescentes que practican deportes colectivos o incluso gente mayor que asiste a los gimnasios… no tiene del todo claro cuáles son los beneficios reales que puede aportarles esta práctica, tanto de forma inmediata como a lo largo de su vida.

Sólo una parte de este colectivo se hace la pregunta “¿Cuáles son exactamente los beneficios que obtendré si me apunto a un gimnasio?” o “¿Porqué inscribo a mi hijo a esta actividad extraescolar, más allá de la realidad de tenerlo ocupado durante un tiempo mientras acabo la jornada laboral?”.

Con este articulo pretendemos responder de forma general a estas cuestiones, para descubrir las ventajas de asistir al gimnasio o realizar una actividad física a nivel fisiológico y psicológico (ambos juegan un papel fundamental en nuestra salud), independientemente de las cuestiones meramente estéticas asociadas.

Etapa infantil o alevín

Se trata de niños/as que todavía no tienen la certeza de cuáles son sus deportes preferidos, con lo que realizan las actividades físicas que les asignan los padres.

Aun siendo así, es bueno que los pequeños hagan deporte, para obtener, entre otros, los siguientes beneficios:

  • Empiezan a relacionarse con otros niños/as de su misma edad o algo mayores
  • El deporte les ayuda a superar la posible timidez
  • Les obliga a seguir unas reglas establecidas por el entrenador/preparador físico
  • Descubren y deben asumir que siempre hay alguien que sabe más que ellos
  • Descubren la idea de colaboración y del trabajo en equipo, por encima de las individualidades
  • Un deporte en cuestión puede ser de gran importancia para corregir posibles defectos físicos que pueden aparecer durante el desarrollo
  • Aprenden a tener más responsabilidades
  • Empiezan a descubrir el placer por el movimiento
  • Mejoran su capacidad coordinativa y motora
  • La actividad física, junto a una alimentación adecuada, les ayuda a evitar problemas relacionados con la obesidad

Etapa juvenil

Cuando los niños/as pasan a ser más mayores, el ejercicio (si bien no es lo mismo practicar un deporte colectivo o realizar un ligero trabajo de fitness) no sólo tiene beneficios asociados al crecimiento, sino que empiezan a aparecer otros de carácter más fisiológico, debido al hecho de encontrarse en plena etapa del crecimiento y desarrollo:

  • Empiezan a aparecer mejoras coordinativas, tanto intramusculares (dentro del propio músculo, en sus fibras) como intermusculares (entre los diferentes músculos)
  • Al realizar deporte hay un aumento significativo de la sinapsis de las moto neuronas
  • Mejora el rendimiento neuromuscular
  • En estas edades aparecen los cambios hormonales, siendo muy provechoso explotarlos: por ejemplo, en el caso de los hombres con la testosterona, es bueno que la canalicen hacia el rendimiento deportivo, con lo que su potencial se ve aumentado
  • Si los adolescentes ya realizaban deporte en la infancia, les será mucho mas fácil aprender nuevos movimientos y técnicas, así como iniciarse en el nuevo deporte que, esta vez sí, hayan elegido por su propia cuenta

Madurez

Cuando se llega a una edad madura, el deporte representa en la mayoría de las veces una forma de evasión y distracción durante unas horas, más que un método para mantener una buena forma física (si no nos referimos, está claro, al caso de los deportistas profesionales o practicantes serios de culturismo).

Pero mantener ese contacto con el ejercicio tiene innumerables beneficios para el organismo, con lo que aquellas personas que nunca han hecho deporte hasta entonces deberían planteárselo por diferentes motivos, entre los cuales se hallan los psicológicos:

  • Se contribuye a crear una constancia para el entrenamiento, que se aplica a la vida diaria: trabajo, amistades, parejas …
  • El ejercicio ayuda a la auto superación, el querer ser mejor en la disciplina o mejorar el día a día en el entrenamiento
  • Mejora la confianza en uno mismo, viendo que siempre se puede mejorar
  • Mejora la capacidad de expresión de cara a los demás
  • Ayuda a la interacción social
  • El deporte tiende a reducir la ansiedad, la depresión o las tensiones acumuladas previene posibles enfermedades que pueden aparecer con la vida sedentaria

Vejez

Llegamos finalmente a una etapa de la vida en que, aunque no lo parezca, también es fundamental asistir a un centro deportivo -teniendo en cuenta la opinión del médico u especialista y las particularidades o problemas que pueda sufrir cada persona debido a la edad, lo que puede hacer aconsejable /desaconsejable ciertas prácticas-, para disfrutar de los beneficios que ofrece el deporte, tanto física como psicológicamente:

  • Ayuda a regular o disminuir el azúcar en sangre
  • Contribuye a regular la tensión arterial y a reducir sus parámetros.
  • Ayuda a la producción del colesterol bueno (HDL), el encargado de recoger o eliminar el colesterol malo (LDL).
  • Frena los dolores de la artrosis y supone un freno a sus efectos
  • Crea mayor densidad ósea, minimizando problemas como la osteoporosis
  • Ayuda a mejorar la capacidad del sistema cardiovascular
  • Ayuda a incrementar la fuerza muscular y el equilibrio
  • Mantiene la eficacia neuromuscular y coordinativa

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante.
No enviamos Spam, solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.