Bigger, Stronger, Faster

Bigger Stronger Faster

“Chris Bell y sus hermanos son fisicoculturistas, y toman o han tomado esteroides. Chris hace un documental de investigación en primera persona, como a los que nos tiene acostumbrados Michael Moore. Como ocurre con los documentales (o panfletos) de Moore, Bigger Stronger Faster* es una película de gran impacto, llena de declaraciones polémicas y en la que el documentalista pone la cara y el cuerpo (esto último, especialmente atinado en este caso). También, al igual que Moore, Bell intenta interpretar su país a partir de uno de sus tantos aspectos controvertidos. Sin embargo, a diferencia de Moore, Bell quiere saber y no está seguro de antemano: quiere investigar primero para luego poder pensar o argumentar.

En Bigger Stronger Faster asistimos entonces a una investigación –con humor, ironía y también dolor– sobre el deporte, los negocios farmacéuticos y las conveniencias políticas ante las fluctuantes prohibiciones y los discutibles permisos para todo aquello que mejora a los deportistas. Y, además, sobre las figuras expansivas de Hulk Hogan, Sylvester Stallone, Arnold Schwarzenegger y el cine de los ochenta de Reagan.”

http://youtu.be/aII9woZqe18

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante.
No enviamos Spam, solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.

5 Comentarios

  1. La auténtica gran mentira de Arnold no son los esteroides, sino de qué manera un tipo como él, bastante escaso de inteligencia, de formación -ha pasado la mayor parte de su vida metido en un gym y descansando-, y evidentemente no preparado para gestionar ni un negocio de nutrición deportiva, ha sido puesto en un cargo de tanta responsabilidad como el que ocupa. ¿Quien gobierna realmente? ¿No es Arnold solo un apropiado válido para el mercadeo político, un hombre de paja? Bush fue algo parecido.