La cafeína puede mejorar los niveles de testosterona

Cafeina

En cambiatufisico hemos recomendado en varias ocasiones utilizar la cafeína como pre-entreno debido al estado de alerta que provoca y por su capacidad de retrasar la fatiga.

Beber una taza cargada de café, o incluso tomar unas tabletas de cafeína, antes del ejercicio constituye un hábito muy propagado entre los deportistas, especialmente entre los culturistas y otros atletas de fuerza.

La cafeína es un estimulante del sistema nervioso central usado para retrasar la fatiga y promover la alerta mental. La mayoría de estudios realizados con esta sustancia en deportistas concluye que no aumenta la potencia ni la fuerza musculares, sino que reduce la percepción de fatiga.

Sin embargo, eso podría cambiar, puesto que investigadores neozelandeses descubrieron en un estudio (“Revista Internacional de Nutrición Deportiva y Metabolismo del Ejercicio” en abril del 2008) que la administración de cafeína incrementaba los niveles de testosterona durante el entrenamiento y, como todos sabemos, con niveles más altos de esta hormona es más fácil aumentar la fuerza e incrementar la masa muscular.

Los resultados del estudio mostraron que el entrenamiento de fuerza sin cafeína causó un aumento en las concentraciones de testosterona en un 15 por ciento, mientras que el entrenamiento de fuerza con la dosis de 800 mg de cafeína dio lugar a un aumento del 21 por ciento de la testosterona.

No obstante, cabe resaltar que en este estudio también se ha constatado que la ingestión de cafeína aumenta los niveles de cortisol, una hormona catabólica que degrada el tejido muscular, con lo que se teoriza que ésta podría anular los efectos de la testosterona.

Con todo, los autores de este trabajo aseguran que la cafeína produce un pico de energía que permite entrenar más duro y también podría mejorar el rendimiento de fuerza gracias a la elevación de los niveles de testosterona.

Habrá que esperar nuevos trabajos que confirmen este punto.

No obstante, no te lances a tomar cafeína sin control. Las altas cantidades de cafeína pueden provocar insomnio, aceleración del ritmo cardíaco, temblores y ansiedad, y puede contribuir a la enfermedad fibroquística de la mama y los trastornos menstruales en las mujeres. Si estás embarazada o tienes enfermedad del corazón o úlceras de estómago, debes reducir o evitar la cafeína.

Personalmente, recomiendo tomar máximo tres tazas de café al día (unos 250 mg de cafeína) y siempre evitarlo a partir de media tarde. Recordar que el músculo se repara y crece mientras descansamos y si la cafeína no nos permite tener un sueño reparador la cafeína nos perjudicará en vez de proporcionarnos algún beneficio.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante.
No enviamos Spam, solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.