Cicla tus aeróbicos para perder grasa

Ciclar aeróbicos

Potenciar la eficiencia de vuestros aerobios es mejor que pasarse horas corriendo esperando que se produzca el milagro de perder grasa en la cintura.

Recordad que debéis mantener un equilibrio entre que mar grasa y desarrollo muscular, y hacer demasiado de lo primero puede dañar a lo segundo.

Los aerobios no impiden aumentar de fuerza o de músculo, pero compiten con las características de los músculos esqueléticos que favorecen su incremento de tamaño y fuerza.

Para evitar esto, variad la forma de hacer aerobios, practicando 4 a 6 sesiones por semana, alternando entre programas fáciles y de alto rendimiento de intervalos (HIIT).

El HIIT -alternancia entre sprint y ritmos lentos para recuperarse- se basa sobre todo en la utilización de carbohidratos durante el ejercicio pero también consume más grasa después debido al exceso de consumo de oxígeno luego de hacer ejercicio.

Los aerobios “ligeros”, donde trabajamos entre el 50 y el 70% de nuestra capacidad cardíaca máxima, tienden a usar más grasa como combustible durante el ejercicio porque este es de mayor duración.

Aunque el HIIT ha ganado aceptación como una de las mejores maneras de perder grasa y mantener músculo, resulta duro practicarlo con regularidad, y por eso sus sesiones son más cortas.

Recomendamos hacer 2 ó 3 entrenamientos semanales y otros 2 ó 3 de aerobios moderados, para sacar así partido a lo mejor de ambos mundos,  pensad en los días “ligeros” como períodos de recuperación activa.

Haced 2 ó 3 sesiones semanales HIIT, de 20 a 30 minutos de duración para incrementar la utilización de la grasa después de hacer ejercicio.

Mezcladlas con 2 a 3 sesiones “ligeras” por semana de 30 a 45 minutos para quemar más grasa durante el ejercicio y permitir que el cuerpo se recupere.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante.
No enviamos Spam, solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.