Cinta de correr versus Bicicleta estática para quemar grasa

Cinta correr,bicicleta estática

Muchas personas corren o montan en bicicleta porque les gusta sentir el reto de llevar sus cuerpos hasta el límite. Disfrutan del aire libre, del escenario y de sentirse solos kilómetro tras kilómetro de serena placidez.

Si eso os describe correctamente, mucho mejor, pero el resto de nosotros corre o monta en bicicleta por una sola razón: quemar grasa.

Buscamos una masa muscular magra y la fuerza correspondiente, y queremos minimizar el tiempo que pasamos moviéndonos y maximizar la cantidad de grasa quemada al hacerlo.

Para nosotros, existe una pregunta crítica: ¿Cuál es la mejor manera de hacer aerobios en nuestra zona óptima de quema de grasa?

La intensidad excesiva quemará el glucógeno muscular y obligará a nuestro cuerpo a descomponer su propio músculo para utilizarlo como combustible. No te alarmes, llegar a esta intensidad excesiva es más difícil de lo que crees.

La intensidad reducida hará que gastemos pocas calorías. Afortunadamente, la ciencia ha escuchado nuestros gritos de ayuda. Un reciente estudio inglés tiene la mrespuesta que estamos buscando para conocer qué tipo de ejercicio e intensidad queman más grasa.

La prueba de la quema de grasa

Los científicos británicos hicieron que doce atletas masculinos entrenaran en una cinta de carrera o bicicleta estática a diferentes intensidades.

Midieron la cantidad de grasa utilizada a través de un método conocido como calorimetría indirecta, que analiza el aire expirado y mide el oxígeno y la concentración de dióxido de carbono.

Las cantidades se calculan para determinar cuánta grasa o carbohidratos se utilizan como energía.

La carrera derrota al ciclismo

Los investigadores descubrieron que la mejor manera de que los hombres y mujeres quemen grasa es corriendo en la cinta aproximadamente al 70% de sus máximas pulsaciones (220 menos vuestra edad); así quemaron unos 40 g. de grasa por hora de ejercicio.

Ir arriba o abajo de esa intensidad consumía notablemente menos grasa, como hacía el pedalear en la bicicleta estática, sea cual fuere la intensidad.

El mensaje asegura que debemos usar la cinta de carrera o correr o andar deprisa al aire libre como forma primordial de aerobios. Un reciente estudio de Nuevo México descubrió que las mujeres queman más grasa corriendo o caminando aproximadamente al 80% de sus máximas pulsaciones.

Cinta de correr, menos estrés

La cinta de carrera reduce las fracturas de estrés.  Más del 10% de los occidentales  utiliza la cinta de carrera para eliminar grasa. Pero muchos expertos en medicina deportiva cuestionan la seguridad de la cinta de carrera en comparación con la carrera natural, al aire libre.

Los pasados estudios indicaban que cuando corrías sobre una cinta de carrera, tendías a dar zancadas más cortas y frecuentes y a aterrizar con los pies planos más que al correr sobre el asfalto.

Si embargo, hasta ahora nadie había determinado las diferencias biomecánicas. Los científicos israelíes implantaron quirúrgicamente seguidores en la tibia de los corredores para comparar las fuerzas de compresión y tensión en el hueso mientras corrían a 11 kilómetros por hora sobre una cinta o encima del asfalto.

Las fuerza de compresión y tensión eran casi un 300% más elevadas durante el recorrido del asfalto que durante la carrera en la cinta.

Los investigadores concluyeron afirmando que correr en la cinta reduce el riesgo de padecer fracturas de estrés.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante.
No enviamos Spam, solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.