Combinaciones de alimentos saludables y no saludables

Combinaciones de alimentos

La combinación de alimentos que vamos a realizar en una misma comida tiene cierta importancia dentro de una alimentación saludable.

Todos hemos oído hablar de las dietas disociadas, de no mezclar proteínas y carbohidratos, pensando en que esas combinaciones provocan un aumento del peso, pues bien, nada mas lejos de la realidad, es un mito.

Tan solo hay que advertir que existen combinaciones que pueden facilitar o dificultar la digestión y metabolización de los alimentos, eso si es cierto.

Consideraciones al combinar alimentos

Si que es cierto que una comida sencilla, es mucho más fácil de digerir y asimilar que otra con muchas mezclas.

Las transformaciones que sufren los alimentos en el estómago e intestino, durante la digestión, son producidas por un grupo de sustancias o agentes químicos llamados enzimas que van en los jugos digestivos.

Estas sustancias sólo actúan en condiciones favorables. Si las condiciones cambian no actúan bien y surge la fermentación (lo cual provoca hinchazón, gases y flatulencias) y putrefacción de los nutrientes, y posterior intoxicación del organismo. Aunque el organismo tiene la capacidad suficiente para digerir cualquier mezcla de alimentos, facilitemos al menos esa labor para evitar situaciones incomodas.

A continuación pasaremos a desarrollar algunas combinaciones que podemos encontrar como desaconsejadas, algunas de ellas ciertas, otras falsas y otras solo en cierta forma.

Ácido con almidón

El almidón presente en tubérculos, cereales, raíces, etc. se digiere por una enzima secretada en las glándulas salivares, la amilasa salivar.

Sin embargo, el contacto con cualquier sustancia ácida como los ácidos de los cítricos, manzanas ácidas, vinagre, … son suficientes para impedir una buena acción de la amilasa salivar.

Si bien es cierto que la enzima que inicia la digestión de los carbohidratos se encuentra en la saliva y es efectiva solo en un medio alcalino, la digestión continua en el intestino delgado, con las enzimas pancreáticas e intestinales que terminan el trabajo.

El análisis de laboratorio de heces de individuos, después de comer diferentes combinaciones de alimentos, ha fallado en demostrar la “mala digestión” de los carbohidratos en estas condiciones.

Por tanto, no existe ningún problema en mezclar alimentos ácidos con almidones.

Almidón o proteínas con azúcares

Los azúcares sólo se digieren en el intestino delgado. Cuando tomamos azúcares solos, pasan rápidamente del estómago al intestino. Si los tomamos con otros alimentos, permanecen en el estómago por algún tiempo, hasta que se completa la digestión del resto de los alimentos.

Como los azúcares tienden a fermentar muy rápidamente en las condiciones de calor y humedad que existen en el estómago, ese tipo de espera casi garantiza su fermentación.

Grasa con proteína

La presencia de grasa en los alimentos disminuye la secreción gástrica y frena la digestión de las proteínas.

Todos sabemos que las carnes grasas son de muy difícil digestión. Asimismo, los alimentos como la mantequilla, la nata, los aceites y las salsas con mucha grasa no deberían ser consumidos junto con frutos secos (nueces, avellanas, almendras), quesos, huevos, carne y pescado.

Proteínas de diferentes alimentos

La unión de diferentes alimentos ricos en proteínas en la misma comida dificulta una buena digestión.

La fruta ácida con fruta muy dulce

En la misma comida provocamos una fermentación y mala digestión ya que necesitan una digestión diferente. Por ejemplo, comer dátiles secos con naranjas.

Leche con alimentos proteicos

La leche combina mal con casi todas las categorías alimenticias. Sólo se complementa de una forma medianamente aceptable con los cereales y féculas. Es especialmente preocupante la combinación de carnes con cualquier tipo de lácteo. Estos últimos forman una película alrededor de la carne que resulta impenetrable a los jugos gástricos.

A continuación se muestran algunas combinaciones interesantes que favorecen la digestión y metabolización de los nutrientes y otras que debemos evitar.

Comidas Principales

  • SI: Piña, Papaya. Mejoran la digestión.
  • SI: Agua moderada
  • NO: Otras frutas, dulces o postres. Provocan la fermentación.
  • NO: Abundante agua. Retrasa el vaciado gástrico.

Lácteos

  • NO: Alimentos ricos en hierro. El hierro evita la asimilación de calcio.

Carnes rojas

  • SI: Vinagre, limón. Mejoran la absorción del hierro.
  • NO: Dulces y bollos. Provocan fermentación.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante.
No enviamos Spam, solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.