Como identificar y evitar una “dieta milagro”

Dietas milagro

Como hemos dicho en muchas ocasiones, la mayor parte de dietas que se ven por Internet son un verdadero despropósito…

Los planes y dietas de pérdida de peso que nos podemos encontrar son interminables: altas en proteínas, bajas en grasa, bajas en hidratos de carbono, un batido por aquí, una barrita por allá, quemadores de grasa, no comer por la noche, comer diez veces al día, comer una vez al día… y la lista sigue y sigue.

Lo que hace que las cosas sean tan confusas es que cualquiera podría nombrar por lo menos a una persona a la cual al menos uno de estos métodos le haya funcionado.

El principio fundamental para perder peso

La verdad es que cualquier método conducirá a una pérdida de peso si, y solo si, la persona
alcanza un balance calórico negativo.

Cuando veas alguna dieta en los diferentes medios, es esencial que no olvides que las personas necesitan quemar más calorías de las que ingieren para que se produzca la pérdida de grasa.

Está claro que resulta imposible mantenerse al día respecto a cada nueva dieta que surge y, además, no tienes qué hacerlo.

En lugar de ello, lo que debes hacer es valorar la dieta no según las afirmaciones que de ella se hacen sino según los alimentos (y por lo tanto los nutrientes) que en ella se incluyen o se excluyen.

Identificar una “dieta milagro”

Es importante que aprendas a detectar a detectar dietas relámpago, muy populares, pero nada saludables, revisándolas en busca de indicios como los siguientes:

  • La dieta excluye uno o más grupos de alimentos, lo que significa que puede ser deficiente en ciertos nutrientes o que es demasiado restrictiva para mantenerla a largo plazo.
  • En esta dieta se pone demasiado énfasis en un alimento o en un tipo de alimento concreto. Un ejemplo sería la dieta de la sopa de calabaza.
  • Se trata de una dieta muy baja en calorías. Este tipo de dietas pueden conllevar pérdidas mayores de tejido magro, son limitadas en cuestión de nutrientes y su cumplimiento puede decaer.
  • Los defensores de esta dieta no animan a realizar actividad física o indican que no es necesaria.
  • La dieta promete una rápida pérdida de peso.

Tampoco debemos fiarnos de las informaciones nutricionales que se facilitan con estas dietas porque muchas veces es errónea y debemos contrastarla en páginas web fiables o con expertos en nutrición deportiva.

Suplementos en “dietas milagro”

Además de examinar los alimentos, también deberían examinar si una dieta incluye complementos alimenticios. Es habitual que se añadan estimulantes a los suplementos de pérdida de peso. Este tipo de complementos están generalmente contraindicados en individuos con la presión arterial alta u otras enfermedades.

En muchos casos las personas no están al corriente de todos los ingredientes del complemento que están tomando. Es importante recopilar información sobre cualquier ingrediente dudoso que aparezca en la etiqueta.

Conclusión

No te aconsejamos en ningún caso seguir este tipo de dietas… sino llevar una forma de comer saludable. De esta forma, podrás disfrutar de todos los alimentos en su justa medida y además poder conseguir tus objetivos de entrenamiento.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante.
No enviamos Spam, solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.