Como construir masa muscular limpia

Ganar masa muscular limpia

Cinco pasos fáciles a seguir para ganar un buen peso y fundir la grasa corporal en el proceso:

Limpiarte para definirte

Científicamente, sabemos que ciertos alimentos, llamados azucares simples, alimentos grasos y alimentos preparados, se transforman fácilmente en grasa. Lleva un control de tu dieta hoy en día y elimina cualquier alimento que no sea proteína limpia, un carbohidrato natural feculento o fibroso. Este programa de nutrición esta basado en los alimentos naturales, alimentos ricos en proteína y fibra, y prácticamente exento de azucares simples. Estos son los alimentos mas naturales que puedes encontrar.

Pero aun más importante, son utilizados directamente para construir y reconstruir el cuerpo, incluyendo musculo limpio. No se convierten en grasa. Una vez que hayas purificado tu dieta con estos alimentos, te sorprenderás de cómo reacciona tu cuerpo. El cambio más importante que notaras es que empiezas a definirte, y esto sucede en una semana.

Una nota importante sobre la proteína: Para subir en masa muscular, necesitas por lo menos de 1.25 a 1.5 gramos de proteína por cada medio kilo de peso corporal. Un gramo de esta proteína debe proceder de fuentes como el pollo, pescado, pavo, claras de huevo y de una buena proteína en polvo. Los otros 0.25 a 0.5 gramos deben proceder de los carbohidratos fibrosos y feculentos (papas).

Aumentar para disminuir

Este programa se basa en el principio de que debes aumentar gradualmente tu ingestión calórica (de los alimentos correctos) para disminuir la grasa corporal y construir tejido limpio. Incrementando las calorías ayudas a acelerar tu metabolismo de forma que tu sistema utiliza las calorías mas eficazmente y por lo tanto quema las grasas y desarrollas musculo de mejor calidad.

Para empezar, necesitas una base calórica mediante la cual puedas desarrollarte, añadiendo más calorías. Esta base varia de persona a persona y depende de cuales calorías sea tu promedio y de lo que pesas. Algunos hombres, por ejemplo, quizás solo ingieran 2000 o 3000 calorías al día, y por lo tanto empezar el programa ingiriendo 5000 calorías seria de locos. Como punto de partida, empezar con 3000 a 4000 calorías sería mucho más sensato. En otras palabras, no debes lanzarte de golpe a un nivel mucho mas superior de calorías porque puedes pasas un periodo bastante difícil para consumir tal cantidad de alimentos. Intenta subir cada semana 100 calorías.

También, ingiere cinco, seis o más comidas al día. Hay muchas razones para hacer esto; quizás una de las más importantes es que comer acelera el ritmo metabólico. Después de hacer una comida, el metabolismo incrementa, así que comer más comidas a lo largo del día mantiene elevados los mecanismos quemadores de grasa-constructores de musculo.

Prueba el aceite mct

 (Triglicéridos de Cadena Media): Una forma muy conocida para quemar grasa es reducir los carbohidratos, el cuerpo libera glucagón (una hormona que combate la acción de la insulina) como una señal para movilizar los depósitos de grasa corporal y quemarlos en energía. Cuando los depósitos de glucógeno han sido agotados, el cuerpo empieza a quemar grasa y convertirla en energía, y el glucagón es el gatillo para esta movilización.

El problema al reducir los carbohidratos, el combustible preferido del cuerpo, es el correspondiente descenso en los niveles de energía. Puedes, no obstante, utilizar la estrategia baja en carbohidratos para perder grasa corporal, pero sin perder energía. El aceite MCT es una fuente de calorías que el cuerpo puede utilizar como combustible en sustitución de los carbohidratos. Al suplementarte con el aceite MCT, mantienes altos los niveles de energía, incluso aunque estés restringiendo la ingestión de los carbohidratos.

Añadir para aumentar en masa

Además del aceite MCT, se recomiendan suplementos de proteína y carbohidratos, ya sea en forma de polvo o pastilla. Escoge los productos que estén elaborados con Maltodextrina y ricos en proteína. No consumas productos que contengan fructosa. Toma cualquiera de estos suplementos con las comidas, entre las comidas o inmediatamente después de los entrenos. Te suministran nutrientes que inician la reparación y recuperación del crecimiento muscular. Además son un medio excelente para incrementar las calorías y mantener el metabolismo estimulado para quemar grasas.

Entrenar para ganar

Asumimos que estas entrenando con toda la intensidad que puedes con las pesas, pero, ¿te estás entregando a los estiramientos fasciales y a los aeróbicos por igual? Combinando un consistente programa de entreno intenso con peso, estiramientos fasciales y aeróbicos, lograras un físico definido y muscular.

El estiramiento fascial es un estiramiento intenso y agresivo que se realiza después de cada serie de ejercicio, cuando los músculos están totalmente congestionados. Este método de estiramiento prolonga la fascia, una funda protectora del tejido conjuntivo que recubre el musculo. Al estirar la fascia, le proporcionas al músculo que está dentro mayor espacio para crecer.

A medida que entrenas consigues una gran congestión muscular, luego estiras, estiras todo lo fuerte que puedes. Una correcta nutrición mejora la congestión. Asegúrate de que estas tomando la suficiente cantidad de calorías a lo largo del día, de forma que los músculos se recarguen de glucógeno. Esto te proporcionara inmensas congestiones por lo que podrás estirar mejor la fascia.

Ejercicio aeróbico

Los aeróbicos también son críticos porque desarrollan una densidad cardiovascular, la cual hace referencia al tamaño y al número de vasos sanguíneos en el sistema circulatorio. Mientras más densos sean los vasos sanguíneos, mejor alimentas a los músculos, puesto que los vasos aportan nutrientes a los tejidos y transportan hacia fuera los productos de desecho.

La actividad aeróbica es también uno de los mejores métodos para acelerar el ritmo metabólico y quemar la grasa. Se recomienda que se realicen aeróbicos de 15 minutos a 1 hora antes de desayunar. En ese momento los músculos tienen depositado menos glucógeno, así que el cuerpo empieza a utilizar ácidos grasos para transformarlos en energía.

Si realmente quieres definirte…

Vuelve a realizar los aeróbicos por la noche, una hora o un poco mas después de la última comida del día. Esto verdaderamente reducirá los depósitos de glucógeno para la próxima sesión de aeróbicos en el pre-desayuno.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante.
No enviamos Spam, solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.