Evita la contaminación alimentaria

Contaminación alimentaria

La contaminación alimentaria puede provocar molestias estomacales y problemas digestivos que son uno de los mayores enemigos de las ganancias musculares. Es una fórmula bastante simple y lógica: si tomas medio kilo de comida, pero sale un kilo fuera, no es probable que aumentes la masa muscular- de hecho, es más bien todo lo contrario.

Los culturistas son más susceptibles a la contaminación alimentaria y a las molestias digestivas por la sencilla razón de que comen más que el resto de las personas, lo que aumenta las probabilidades de que coman algo que esté en mal estado. Es una simple cuestión numérica.

Además, muchos de los alimentos que con frecuencia provocan molestias digestivas como consecuencia de la contaminación forman parte de la dieta básica culturista.

Entre los principales responsables se encuentran los alimentos ricos en proteínas, como los productos lácteos, los huevos, el pescado y el marisco. Aquí tienes algunos consejos para evitar mejor la contaminación.

Enfatiza los alimentos frescos y bien conservados

Se exigente a la hora de elegir. Opta por los alimentos más frescos -y más seguros- que puedas encontrar. Los alimentos congelados y enlatados suelen ser buenas opciones -a menudo más seguras que algunos alimentos frescos, ya que están “preparados para durar.” Evita los alimentos que muestren signos visibles de deterioro, como el moho en los productos frescos, las latas abolladas o las carnes y verduras resecas por la congelación.

Busca los sellos de caducidad

Compra alimentos con un amplio margen de caducidad, y cómelos antes del final de dicha fecha. Tira los alimentos una vez superada la fecha de caducidad . Esto te ayudara a evitar que consumas demasiadas bacterias que provocan molestias digestivas. Las bacterias crecen de manera exponencial -cuanto más frescos sean los alimentos, mejor.

Limpia a fondo los alimentos

Lava cuidadosamente todas las frutas y verduras para eliminar cualquier tipo de contaminación superficial.

Pelar las frutas y verduras puede ayudar a eliminar los contaminantes externos (aunque en algunos casos también podría reducir los nutrientes). Además, evita que los alimentos que vas a comer sin cocinar (como frutas y verduras) entren en contacto con la carne cruda o los jugos que esta desprende, ya que es muy probable que contengan bacterias que potencialmente podrían hacerte enfermar.

Cocina los alimentos concienzudamente

Cocinar los alimentos a una temperatura elevada hasta que estén bien hechos ayuda a destruir las bacterias. Esto es especialmente importante para los alimentos que se consumen picados (como la carne de las hamburguesas).

En alimentos como los filetes, la contaminación tiende a quedar en la superficie, pero en las hamburguesas puede pasar dell exterior al interior.

La contaminación de los alimentos no siempre se puede evitar, pero seguir estos consejos de sentido común te ayudará a reducir los riesgos.

El problema del mercurio

El pescado es una fuente excelente de proteínas y de ácidos grasos esenciales.

Es decir, los ácidos grasos insaturados conocidos como ácido ecosapentaenoico (EPA) y docosahexaenoico (DHA). Sin embargo, las advertencias sobre los niveles de mercurio y de PCBs (bifenoles policlorados, una mezcla de sustancias químicas individuales que ya no se sintetizan pero que aún se encuentra en el medio ambiente y que han sido relacionados con varios problemas de salud) en pescados como el salmón y el atún han activado la preocupación de todo el mundo.

Las buenas noticias son que una reciente investigación realizada por un laboratorio independiente sobre más de 40 suplementos de aceite de pescado diferentes, reveló que ninguno daba positivo en mercurio o PCBs. Eso quiere decir que puedes consumir las marcas habituales de suplementos de aceite de pescado sin preocuparte. Para obtener los mejores resultados, toma de dos a seis gramos al día divididos en dos dosis junto con las comidas.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante.
No enviamos Spam, solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.