El Glucógeno Muscular en la competición culturista

Glucógeno muscular

Para aquellos que llevan dedicándose al culturismo durante bastante tiempo y que conocen los aspectos científicos que se esconden detrás de los trucos que hacéis cuando se acerca la hora de subir al escenario, debéis saber que el glucógeno muscular es una herramienta indispensable.

Todos hemos visto a esos culturistas que, con ropa, parecen tener un cuerpo pequeño, pero que, sin ella, dan constancia de un físico 20 kilos más grande, lleno de grandes músculos y recortados al máximo.

Como ya sabéis, el culturismo también es una ilusión, la creación de algo que resulta no ser lo que pensabais. Es lo que sucede con la forma que queréis que tengan vuestros músculos.

Hay que tener en cuenta que el tamaño de estos no sólo está formado por tejido, sino también por líquido y por glucógeno, es decir, la forma que adquieren los carbohidratos cuando se almacenan y que el organismo utiliza para crear energía en pos de la contracción
muscular.

El consumo de las dosis adecuadas de carbohidratos de bajo índice glucémico y de agua es determinante para conseguir la forma muscular y la definición deseadas.

Acordaos, sino, del
último evento de culturismo que presenciasteis. Seguro que visteis a un atleta inexperto a quien se le notaba que no había ingerido la cantidad suficiente de carbohidratos y que, en comparación con el resto de los participantes, presentaba un cuerpo pequeño y con unos músculos y una definición casi inapreciables.  Pues bien, probablemente después de comer, ese mismo chico parezca cinco kilos más grande, con grandes músculos y unas inserciones definidas al máximo.

Todo ello es el resultado de la correcta manipulación del líquido y del poder del glucógeno. Un músculo entrenado puede asimilar una mayor cantidad de esta sustancia que el que no lo está. Por cada gramo de glucógeno almacenado en el tejido muscular, también se almacenan 2,7 gramos de agua.

Esto provoca que el músculo se hinche y aumente de tamaño, dando la impresión de que es mucho más grande de lo que lo sería si no hubiera almacenado glucógeno.

Tienes más información sobre como manipular los carbohidratos para la competición culturista en el artículo Carga y descarga de Carbohidratos.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante.
No enviamos Spam, solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.