Glucosa, insulina y su relación con almacenar grasa

Glucosa e insulina

La insulina es una hormona que segrega el páncreas cuando se elevan los niveles de glucosa en sangre, su función es introducir en las células los nutrientes que se transportan en la sangre, por tanto es una hormona anabólica.

Introduce la glucosa sanguínea en las células musculares reponiendo las reservas de glucógeno, inhibe la lipólisis (utilización de las grasas como energía) y en caso de que exista
un excedente de glucosa, la convierte en grasa.

Con los alimentos de alto índice glucémico, al aumentar rápidamente el nivel de glucosa en sangre, se segrega insulina en grandes cantidades, pero como las células no pueden utilizar adecuadamente toda la glucosa, el metabolismo de las grasas se activa y comienza a transformar la glucosa en grasas, almacenándolas en el tejido adiposo.

Pero eso no es todo, toda esa insulina segregada consigue que el azúcar abandone la corriente sanguínea y, dos o tres horas después, el azúcar en sangre cae por debajo de lo normal y pasamos a un estado de hipoglucemia. Cuando esto sucede, el funcionamiento del organismo y el cerebro decaen, aparece la sensación de hambre y sentimos la necesidad
ingerir alimento y si es dulce, mejor.

Si volvemos a comer más carbohidratos de alto índice glucémico, para calmar la sensación de hambre ocasionada por la rápida bajada de la glucosa, volvemos a segregar otra gran dosis de insulina, y así entramos en un círculo vicioso que se repetirá una y otra vez cada pocas horas.

Desde el punto de vista de la nutrición, no nos conviene elevar las concentraciones de glucosa en sangre, ya que se dispara la producción de insulina y la formación de tejido adiposo. Es por esta razón por la que debemos ingerir alimentos de bajo índice glucémico, éstos provocan una secreción insulínica mucho más moderada permitiendo una mayor utilización de la glucosa sanguínea como energía y almacenarla en forma de glucógeno y no de grasa.  Los carbohidratos de alto índice glucémico pueden ocasionar problemas importantes en el control de la diabetes y en el de la formación de tejido graso.

Más información al respecto en nuestro artículo El índice glucémico.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante.
No enviamos Spam, solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.