HMB, análisis y acción de este suplemento

HMB, suplemento

El HMB vuelve a ponerse de moda desde que anuncian alimentos complementados con esta sustancia… ¿Pero que es exactamente? ¿Es eficaz?

El beta-hidroxi-beta-metilbutirato conocido en el mundo de los suplementos como HMB es un metabolito obtenido de la degradación de la leucina.

La leucina es un aminoácido que producimos de forma natural en poca cantidad. Aproximadamente un 5% de la leucina que comemos se degrada en HMB. Concretamente, esto significa que la producción cotidiana de HMB en una persona sedentaria es de 0,2 a 0,4 g.

Si bien la leucina parece ser el regulador más potente del crecimiento muscular, algunos científicos piensan que esta acción es indirecta. Se ha esbozado la hipótesis de que el HMB produce la mayoría de efectos de la leucina.

Estudios del HMB en animales

El HMB ha sido utilizado primero con cierto éxito para aumentar la masa muscular de animales (Van Koevering M.T., et al. Effects of fl-Hydroxy-P-Methyl Butyrate on Performance and Carcass Quality of Feedlot Steers J Anim Sci).

Observado entubo de ensayo en músculo animal, el HMB parece poseer efectos anticatabolizantes reales, especialmente cuando se administra con omega 3 (Smith H.J., et al. Mechanism of the Attenuation of Proteolysis-Inducing Factor Stimulated Protein Degradation in Muscle by Hydroxy-Methylbutyrate).

Estudios del HMB en el hombre

El primer estudio concerniente a la utilización de HMB en el hombre se publicó en 1996 por Nissen. En esta obra, un grupo de principiantes de la disciplina de musculación recibió diariamente 3 g de HMB o un placebo durante tres o siete semanas de entrenamiento.

Tras tres semanas con HMB, los indicadores del catabolismo muscular se redujeron de un 20% a un 60% respecto al grupo placebo. (Nissen S., et al. Effect of leucine metabolite beta-hydroxybeta-methylbutyrate on muscle metabolism during resistance exercise training. J Appl Physiol.)

Tras siete semanas de utilización, el aumento de masa muscular con el HMB aumentó 2,3 kg respecto a 800g en el grupo placebo. Sin embargo, si se tiene en cuenta el margen de error estadístico, estos resultados son poco significativos.

Estudios del HMB en personas entrenadas

Si bien otros estudios confirman los resultados de Nissen, Hoffman (Hoffman J.R., et al. Effects of beta-hydroxy beta-methylbutyrate on power performance and indices of muscle damage and stress during high-intensity training.) no detectó beneficio alguno sobre el catabolismo o sobre la fuerza como consecuencia del consumo de
HMB por futbolistas americanos.

En otro estudio, efectuado igualmente con futbolistas americanos, no se pudieron detectar aumentos de fuerza o masa muscular superiores a los registrados con un placebo como consecuencia de la ingesta de HMB durante un mes (Ransone J., et al. The effect of beta-hydroxy beta-methylbutyrate on muscular strength and body composition in collegiate football players.).

El mismo tipo de resultado obtuvo Slater (Slater G., et al. Beta- hydroxy-beta-methylbuty rate (HMB) supplementation does not affect changes in strength or body composition during resistance training in trained men.) tras seis semanas de utilización.

¿Es peligroso?

En lo que se refiere a la inocuidad del HMB, no se ha podido observar ningún efecto secundario en los experimentos con ratas tras la ingesta de dosis muy importantes de HMB durante 91 días.

En deportistas entrenados, la ingesta diaria de 3 g de HMB durante seis semanas no produjo ningún efecto secundario visible o medible.

Conclusiones

Si bien parece tener efectos anabólicos en grupos de personas sedentarias, no hay evidencias científicas que demuestren su utilidad en personas ya entrenadas.

Por lo tanto, con la cantidad de suplementos en el mercado de probada eficacia, no vemos ninguna necesidad de añadir el HMB a nuestro plan de suplementación.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante.
No enviamos Spam, solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.