La insulinorresistencia

Insulinoresistencia

La insulinorresistencia es un problema de salud que está causando una verdadera epidemia en los países occidentales y cuyo origen es el exceso de hidratos de carbono en la alimentación.

La hipoglucemia, la diabetes y las infecciones por candida albicans constituyen una lacra que afecta a millones de personas y que tienen que ver con los excesos de azúcar en la sangre y con la insulina.

Puede que todavía no sepáis que químicamente todos lo hidratos de carbono, sean un caramelo o una patata, una vez digeridos acabarán como glucosa en la sangre. Es decir, los boniatos, las patatas, el arroz, la pasta, el pan, los bollos, y hasta los cereales y verduras, aunque no son inicialmente azúcar simple, una vez pasado el proceso digestivo se convierten en simple glucosa.

La glucosa llega a la sangre para proporcionar energía inmediata, pero resulta que el cuerpo está diseñado para funcionar con muy poca cantidad, en condiciones normales de ayuno el nivel es de 70 a 100 miligramos por decilitro (mg/dl). Pero como ese nivel se eleva considerablemente después de una comida alta en carbohidratos el cuerpo lo interpreta como una anormalidad y suena la señal de alarma.

Como cualquier diabético sabe, un exceso de azúcar en sangre es muy peligroso y hay que bajarlo como sea, ese mecanismo es una señal que recibe el páncreas para liberar insulina, la hormona que prepara la glucosa para una de estas tres funciones:

  1. Para ser quemada de inmediato como fuente de energía,
  2. Para convertirla en glucógeno y almacenarla en los músculos e hígado,
  3. Para transformarla en triglicéridos, o sea grasa corporal, y acumularla en aquellas zonas menos activas del cuerpo como reserva energética.

Cuando el cuerpo se ve constantemente expuesto a niveles excesivos de glucosa y por consiguiente de insulina, llega un momento en el que las células se vuelven refractarias, o insensibles, a la constante exposición a la insulina y se produce la insulinorresitencia, y se vuelven refractarias y no la absorben al mismo ritmo, con los problemas de salud que se derivan, principalmente la diabetes.

Además, si consumís carbohidratos y no los quemáis tenéis todas las posibilidades de que éstos acaben en los depósitos de grasa.

Está claro que hacer ejercicio continuamente es un antídoto contra los problemas derivados del consumo excesivo de carbohidratos, por eso hacer deporte está recomendado a los diabéticos, pero es más lógico atacar el problema en su raíz limitando su ingestión.

No obstante, y a modo aclaratorio, recuerda que en cambiatufisico no recomendamos las dietas muy bajas en carbohidratos, simplemente intentamos concienciar de los peligros de un consumo excesivo de los mismos.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante.
No enviamos Spam, solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.

5 Comentarios

  1. El que me lleva la dieta Dise cada vez el cuerpo te va pidiendo mas comida esta es una de las reglas que lleva para medir los hidratos
    120 gramos para 4 kilos
    1200 gramos para 40 kilos
    2400 gramos para 80 kilos