Masaje anti-celulitis

Masaje anticelulitis

La lucha contra la celulitis y la piel de naranja es el pan nuestro de cada día. Puede que ya lo hayas probado todo, pero a lo mejor te falta un pequeño detalle: el masaje anticelulítico. Si aplicas tu crema o gel anticelulítico diario con un buen masaje, potenciarás sus efectos. Todo ello combinado con una alimentación sana, ejercicio, un apoyo de nutricosmética y evitando elementos que acumulan líquidos como el alcohol y el tabaco.

Un masaje antes de ducharte. Utiliza un guante de crin suave, y comienza desde los pies hacia las caderas, de manera ascendente. Realiza movimientos circulares muy suaves, de abajo a arriba, sin presionar demasiado para no irritar la piel.

Masaje en la ducha. De nuevo con un guante de crin y, durante la ducha, masajea los muslos con movimientos circulares. Haz más énfasis en la zona exterior y bajo las caderas, con movimientos suaves. Estimularás la circulación y, de paso, eliminarás las células muertas de manera que el masaje anticelulítico penetrará mejor.

Aplicando el anticelulítico con masaje. Amasa los tejidos para drenarlos, pero con cuidado para no hacerte daño ni causarte moratones. Aplica tu masaje anticelulítico y, literalmente ve amasando con la palma de la mano y los dedos la zona con celulitis. En las zonas más problemáticas aumenta la intensidad durante unos 40 segundos.

También puedes realizar pequeños pellizcos, muy suaves para que no produzcan dolor, sujetando brevemente el tejido entre los dedos pulgar e índice. Por último, pasa la palma de la mano sobre la piel, ejerciendo una ligera presión, con movimientos circulares ascendentes y descendientes, hasta la completa absorción del producto.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante.
No enviamos Spam, solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.