Elementos Minerales

Elementos minerales

Se entiende por elementos minerales aquellos elementos inorgánicos necesarios para el mantenimiento y funcionamiento del organismo. Entre sus propiedades encontramos las siguientes:

Son esenciales en cuanto realizan una función específica en nuestro organismo, y no porque podamos o no sintetizarlos.

Se requieren en bajas cantidades y además se encuentran en pequeñas cantidades en los alimentos.

Son acalóricos, no aportan energía, pero ejercen una importante función reguladora.

Su déficit en la dieta provoca enfermedades graves (por ejemplo, la falta de hierro causa anemia) y su exceso puede producir toxicidad, con lo que se deben ingerir en dosis adecuadas.

Esto no debe causar alarma, ya que el organismo puede regular las cantidades de uno u otro elemento aumentando la absorción o disminuyendo la eliminación. De todas maneras se pueden originar efectos secundarios nocivos debido a la interrelación entre elementos minerales.

Su biodisponibilidad (cantidad absorbible de elementos minerales por el organismo) que depende de la forma en que se encuentren en los alimentos m(libre o combinada) y si comparten sistema de absorción con otros elementos minerales , estableciendo entonces competencias entre sí.

El uso indiscriminado de suplementos minerales no es recomendable excepto en casos carenciales o por prevención de carencias y siempre bajo prescripción médica.

Clasificación

Los elementos minerales se clasifican en esenciales (cumplen una función en el organismo) y en no esenciales (son tóxicos o contaminantes con cualquier dosis).

Los esenciales se subdividen en tres grupos: macroelementos o elementos mayoritarios, microelementos o elementos traza, y elementos ultratraza.

Esta clasificación se basa en los elementos minerales más importantes, cuantitativamente hablando, para nuestro organismo y en sus necesidades diarias. Así, los macroelementos (azufre, calcio , fósforo, magnesio, sodio, potasio, cloro) son los de mayor presencia y necesidad.

Les siguen los microelementos (hierro, yodo, flúor, cobre, zinc , manganeso y selenio) cuantitativamente más minoritarios y, finalmente, los ultratraza (molibdeno, vanadio, níquel, cromo, cobalto y silicio) los cuales se requieren en cantidades extremadamente pequeñas y se presentan en los alimentos igualmente de forma ínfima.

Fuentes minerales y funciones

Entre las fuentes y funciones principales de los elementos minerales más importantes encontramos las siguientes:

Macroelementos

El calcio se encuentra en la mayoría de los alimentos (hortalizas, frutas, cereales, carnes, pescados, huevos, mariscos) y especialmente en los lácteos. Su función principal es el mantenimiento de nuestro esqueleto.

El fósforo está en cereales y sobretodo en carne y leche. Su función va ligada a la del calcio y el magnesio, siendo un componente básico de huesos y dientes y teniendo una importante función en el metabolismo energético como regulador.

El magnesio se encuentra en vegetales verdes y cereales. Es importante para la actividad neuromuscular.

El sodio y el cloro están presentes especialmente en la sal común, aunque también en la mayoría de vegetales. Son básicos para el equilibrio hidroelectrolítico celular.

El potasio está mayoritariamente en frutas y también en carnes, patatas, leche y verduras. Complementa la función de sodio y cloro.

El azufre es un componente de determinados aminoácidos, por lo que lo encontramos tanto en alimentos vegetales como animales. Su función es fundamentalmente estructural.

Microelementos

El yodo lo encontramos en los alimentos marinos y en la sal yodada. Es importante a nivel de la hormona tiroides, la cual regula el metabolismo energético del organismo.

El hierro se encuentra en animales y vegetales, pero el de fuente animal es mucho más absorbible que el vegetal. Componente fundamental en los glóbulos rojos de la sangre, su carencia causa anemia.

El flúor está en los alimentos marinos, legumbres, té, tomates, patatas, cereales. Es protector de caries dental.

Los demás microelementos y los elementos ultratraza deben ser todavía mucho más estudiados y sus funciones son también muy importantes pero más puntuales.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante.
No enviamos Spam, solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.