Normas para hacer del gimnasio un lugar mejor y sentirte agusto

Normas en el gimnasio

¿Eres de los que necesitan su espacio en el gimnasio para entrena tranquilamente?

Respetar el espacio de cada persona en el gimnasio es esencial para que crear un buen ambiente.

Veamos algunos consejos que ayudarán a crear este clima de solidaridad en tu sala habitual.

Es posible que en ciertos momentos del año, sobre todo después del “parón” navideño (con sus pequeños excesos) o antes o después del verano, que los gimnasios se abarroten de gente.

Deja cada cosa en su sitio y todo limpio

Esto lo haremos por seguridad y por higiene, porque a nadie nos gusta tropezarnos con pesas o tener que buscarlas por todas partes, y tampoco nos gusta encontrarnos con la bicicleta estática o el banco lleno de sudor.

Así que por solidaridad, seamos respetuosos con el material y con los compañeros.

También es común ver en algunos gimnasios botellas vacías por el suelo o en las máquinas, así que ya sabes que tienes que hacer, que no cuesta nada tirarlas a la papelera después de entrenar.

En serio, da igual lo fuerte que estés o lo guapa que te creas… dejar sudor en los aparatos es una marranada.

Asegúrate de que no vas a molestar a los demás durante la realización de los ejercicios

Por ejemplo si vas a mover un banco, fitball u otros para ejercitarte, porque no estas solo en el gimnasio.

Y como en el anterior punto, ¡devuélvelo a su sitio!

Por ejemplo, todos tenemos el mismo derecho a utilizar el espacio de la zona libre donde se sitúan algunos bancos y las pesas, y la cual no suele ser muy grande.

Por eso precisamente, y como la palabra indica, más esfuerzo debemos hacer todos para dejar libre esta zona después de hacer un ejercicio, cambiando a ejercicios con máquinas o en poleas.

Compartamos máquina cuando sea posible

Seamos solidarios el uno con el otro y , siempre intentando respetar la rutina de entrenamiento del compañero, poniendo el peso y los agarres que estuvieran utilizando, y si es posible, ayúdalo si lo necesita o te lo pide.

Quién sabe si vuestro compañerismo se puede ver premiado con una pareja de rutina, que te haga el día a día en el gimnasio más ameno y más exigente a la vez.

Respeta los tiempos estipulados para las máquinas de cardio

Si aún así están cogidas las más populares como las cintas o las bicis también puedes utilizar aquellas máquinas no tan populares del gimnasio.

Siempre hay alguna que no es tan “convocante” pero igual de efectiva.

Ir al gimnasio a primera hora de la mañana

A lo mejor este es el momento ideal para ir. Podría ser tu oportunidad de ir a esa clase de las 7 de la mañana que siempre quisiste tomar

¿Muy temprano? Entonces quizás seas más nocturno y no te importe ir a última hora, cuando el gimnasio está más vacío. Ahí los problemas de espacio suelen brillar por su ausencia.

Respeta los espacios en la zona de estiramientos

Si tu gimnasio tiene espacios libres destinados a estiramientos o ejercicios de suelo, ocupa solamente el espacio que vayas a utilizar, porque lo más posible es que otros también quieran recurrir a él y necesiten su espacio.

Y si tu gimnasio no cuenta con ese espacio específico, coge una alfombrilla y busca lugares que no sean de paso constante de personas, para evitar tropezones y pisotones si no te ven en el suelo.

En el vestuario, compórtate

Aunque sea uno para cada sexo, no olvides que estás en un lugar con otras personas que no conoces.

No te pasees desnudo por el vestuario o haciendo alardes de tu cuerpo. Sé respetuoso, habrá gente que se sienta incomoda.

Además respeta el tiempo de utilización de la ducha, más si hay gente esperando. No es cuestión de meter prisas, sólo de tomar el tiempo necesario para cada cosa.

Probar con nuevos gimnasios

Si no acabas de sentirte cómodo después de probar estos consejos,puedes aprovechar las clases de prueba de ese centro de fitness nuevo que abrió en tu vecindario, o ir a algún otro un poco más alejado del centro.

Es importante sentirse agusto en el centro de entrenamiento. De otra manera podemos entrar en hábitos abandónicos hasta dejar el gym por completo.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante.
No enviamos Spam, solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.