La amplitud de agarre en el remo de pie

Amplitud del agarre en el remo de pie

Seguro que ves a la gente haciendo remos de pie usando agarre abierto o cerrado. ¿Es uno mejor que otro para desarrollar los deltoides?

Tienes buen ojo para advertir esa diferencia sutil en la forma del ejercicio. Aunque unos cuantos centímetros pueden no parecer demasiado, en este caso afecta a los músculos reclutados así como al riesgo de lesión.

Músculos reclutados

Primero viene el asunto del músculo. El remo con barra de pie trabaja el deltoide medio y algo el frontal, e implica un poco a los trapecios. Utilizar un agarre cerrado reduce la implicación del hombro medio e incrementa la del frontal y el trapecio, limitando también el intervalo de recorrido. Se trabaja mejor el deltoide medio usando un agarre abierto.

Sugiere también que los que hacen este ejercicio para trapecio, cambien a los encogimientos ya que es el ideal para ese músculo.

Finalmente, existe otra ventaja para el agarre abierto: tienes mayor control sobre la barra. Cuando usas agarre cerrado, el peso tiembla y pierdes estabilidad, necesitando utilizar más energía para mantener la barra inmóvil.

Fijaros en la imagen… este agarre es adecuado pero también lo sería un poco más amplio. No recomendamos un agarre más cerrado que el mostrado en la imagen.

Remo al mentón con barra

Seguridad y lesiones

La seguridad resulta crucial. Cuando agarras una barra con agarre cerrado, el espacio subacromial -zona entre la parte alta del húmero y la articulación del hombro- se reduce y puede “pinchar” las estructuras que corren bajo ella.

Es muy común que la estructura pinzada en ese espacio sea el tendón del suparaespinooso, que forma parte de los rotadores de la espalda, y la bursa subacromial, una pequeña bolsa de fluidos que protege esa zona. Aunque el uso de un agarre cerrado no significa estilo incorrecto, sí implica mayor riesgo potencial de lesión, sobre todo si ese hombro ya se encuentra “tocado”.

Al usar el agarre abierto, que pone los hombros en posición más segura, se deja mayor espacio entre la articulación del hombro y la cabeza del húmero.

La amplitud superior permite que las estructuras no se apelmacen, lo que dificulta la posibilidad de pinzamiento. Al separar más las manos, salvamos la vulnerable zona del hombro, y trabajamos mejor lo que pretendemos: el deltoide medio.

Por lo tanto, te aconsejamos que si utilizas el remo de pie para trabajar el deltoides medio utilices un agarre amplio. Si utilizas este ejercicio para trabajar el trapecio te recomendamos sustituir este ejercicio por los encogimientos, más seguros y efectivos.

Más consejos para entrenar los hombros en nuestra sección de entrenamiento del hombro.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante.
No enviamos Spam, solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.