Tabaco, si no lo dejas por salud quizás lo hagas por estética

Fumar es malo para tu estética

¿Has pensado alguna vez que el tabaco además de altamente perjudicial para la salud puede
suponer un atentado constante contra nuestra estética?

Realmente la principal y única razón para dejar el tabaco debería ser por salud. Los estragos que puede hacer en el organismo son innumerables.

Pero si no terminas de concienciarte del todo quizás conocer los problemas estéticos que puede ocasionar te ayudan a dar el paso definitivo para dejar de fumar.

Seguro que este breve repaso a los “atentados estéticos” de los cigarrillos llevan a alguno/a a replantearse el dejarlo.

Envejecimiento prematuro de la piel de nuestro rostro

La nicotina contrae los vasos sanguíneos, lo cual genera una disminución del flujo de sangre y una reducción de la oxigenación cutánea.

Voz más grave

¿Por qué las fumadoras empedernidas pueden sufrir un agravamiento de su voz? El culpable es el humo, que acaba por dañar las cuerdas vocales.

Si quieres evitar esos efectos y la tos típica del fumador fruto de la irritación de las mucosas respiratorias, no lo dudes, el tabaco es tu enemigo.

Arrugas

Se ha descubierto una relación entre la abundancia de arrugas y el tabaco. Al parecer sería dinamizador de este proceso al fragmentar las fibras elásticas de la dermis.

Labios más vulnerables

Los labios también padecerían su efecto. El consumo de tabaco podría desprotegerlos frente a los rayos del sol, contaminación y otros agentes externos al tener mayor tendencia a resecarse. Según ciertos estudios, incluso podrían deteriorarse más rápido.

Pelo menos bonito

También envejece más rápido el pelo por los efectos del tabaco. Por tanto, su consumo está confrontado con un pelo radiante y brillante.

Sonrisa tabaquera

Como bien sabemos, el tabaco afea los dientes, además de ser agente activo en enfermedades como la periodontitis, principal causante de la caída de los dientes en los adultos.

Si estás embarazada…

Durante el embarazo puede generar complicaciones. Los niños pesan menos al nacer al llegar poca cantidad de oxígeno al feto, además de aumentar el riesgo de aborto o de que el niño padezca asma, entre otros problemas.

Malo para tu cintura

Genera celulitis al provocar mala circulación.

Así que ya lo sabes… tanto para tu interior como para tu exterior el tabaco es puro veneno. ¿A que esperas para dejarlo?

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante.
No enviamos Spam, solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.