Tensión muscular

Tensión muscular

Seguro que estás deseando llegar al gimnasio y ponerte a hacer curls de bíceps como un loco. Al fin y al cabo es lo que le gusta a las nenas… Bien, detente un momento.

Quizás sea mejor que aprendas algunas cosas antes. Puede que no lo veas tan útil como ver la última rutina de Phil Heat pero te aseguro que los resultados en el gimnasio serán mucho mejores si sabes el QUÉ estás haciendo y POR QUÉ lo estás haciendo.

Vamos a analizar de forma científica en que consiste la tensión muscular y el conjunto de elementos que son necesarios para que se produzca.

Sistema nervioso y tensión muscular

El músculo se contracciona en respuesta a un impulso nervioso adecuado.

Aunque cada unidad motora del músculo (un nervio y el racimo correspondiente de células a que surte) es capaz de producir tensión, es más importante para nosotros el hecho de que los movimientos musculares importantes, como por ejemplo la fuerza requerida para mover un miembro, se producen solamente cuando un número suficiente de fibras individuales desarrollan la tensión adecuada. La simple enervación de una unidad motora no podría conseguirlo.

Producir suficiente tensión para mover el hueso implica incrementar la frecuencia de excitabilidad de cada unidad motora (aunque esto no es demasiado eficiente) o el número de unidades motoras de los modelos de inervación.

La ley del todo o nada se cumple en el musculo…

Cuando una unidad motora individual activa sus grupos de fibras, todas se contraccionan hasta alcanzar su máximo potencial.

La fibra o lo da todo o no hace absolutamente nada. Curiosamente, el cerebro controla las dos funciones para aumentar la tensión con precisión extrema para producir contracciones coordinadas. Si éste no fuera el caso, los brazos, las piernas y el resto del cuerpo se moverían en direcciones impensables o no efectuarían una sola moción.

La tensión muscular parece estar directamente relacionada con el tamaño de la célula muscular y con la sección transversal del área del músculo.

Unidades motoras de los músculos

Como los automóviles, los músculos tienen unidades motoras rápidas y lentas y de distinto tamaño.

Las unidades motoras reducidas se activan con niveles que requieren hasta el 50 por 100 de la máxima tensión isométrica que el músculo es capaz de generar. Las unidades motoras reducidas consiguen su máxima frecuencia rápidamente y son capaces de mantenerla durante apreciables periodos.

Las unidades motoras grandes se activan a medida que el umbral necesario para producir tensión supera el 20 por 100 del máximo posible.

Los niveles bajos de tensión durante periodos largos de tiempo dependen de las unidades motoras pequeñas, mientras que los grandes niveles se basan en las unidades grandes. Sin embargo, el reclutamiento por tamaño no se produce siempre ya que en algunos movimientos explosivos las unidades motoras rápidas pueden ser reclutadas antes. El reclutamiento de unidades motoras se complica más por la existencia de tipos distintos de fibras musculares.

Tipos de fibras musculares

Por simplificación, las fibras del músculo esquelético se dividen en fibras de contracción lenta y fibras de contracción rápida. (Aunque hay evidencias para suponer que existen siete u ocho tipos distintos de fibras musculares).

Las fibras de contracción rápida se llaman fibras blancas, las de contracción lenta fibras rojas.

Las fibras de contracción rápida desarrollan tensión muy deprisa pero no pueden mantenerla durante mucho tiempo.

Por el contrario, las fibras de contracción lenta tardan en desarrollar tensión pero también en fatigarse.

Fibras musculares

La denominación de las fibras depende de sus inervaciones y sus características metabólicas. La tabla que mostramos resume las diferencias generales.

DIFERENCIAS ENTRE FIBRAS MUSCULARES
CualidadFibras lentas (Rojas)Fibras Rápidas (Blancas)
1) Fibras musculares por unidad motoraPocasMuchas
2) Tiempos de máxima tensiónLentoRápido
3) Capacidad total de tensiónBajaAlta
4) Número de mitocondriasAltoBajo
5) Tasa metabólicaAltaBaja
6) Frecuencia de reclutamiento en las actividades diariasAltaNo muy común
7) FatigabilidadResistenteFatiga rápida

Tanto la fuerza como la intensidad de la contracción determinan el reclutamiento de las unidades motoras y el tipo de fibras utilizadas. Sin embargo, de las dos cualidades, la intensidad de la contracción es, posiblemente, el factor dominante.

Los halterófilos y cualquier levantador de peso desarrollará probablemente más fibras de contracción rápida aunque sus movimientos fueran lentos. Porque su énfasis está en la producción de potencia.

Fibras musculares con microscopio
Fibras musculares reales aumentadas con microscopio.

El porcentaje de fibras musculares tiene una fuerte determinación genética.

La contracción lenta o rápida depende de las características de su nervio motor. Aunque no existe un mecanismo fisiológico conocido que pueda alterar el modelo genético de inervación y, por lo tanto, transformar el tipo de fibra, sí podemos hipertrofiar los diferentes modelos de fibra y desarrollar sus respectivos potenciales metabólicos.

¿Qué significa esto para los culturistasSupone el desarrollo máximo de todos los tipos potenciales de fibras a través de la aplicación de los modelos de entrenamiento que sean necesarios para lograrlo.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante.
No enviamos Spam, solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.