Vivimos en el mundo de la imagen

El mundo de la imagen

Los cuerpos esbeltos y proporcionados aparecen ahora por todas partes.

Están llegando incluso a acosarnos debido al incesante flujo de imágenes físicas atractivas con que los medios informativos nos obsequian.

La inmensa mayoría de los modelos de ambos sexos son atléticos, están bien desarrollados, carecen de grasa, y suelen ser también altos, esbeltos y bonitos, además de irritántemente jóvenes.

El cine, la televisión y la publicidad parecen querer vendemos la idea de que vivimos en un mundo que ha rechazado a la enfermedad y a la muerte y donde el éxito sólo está destinado a los individuos hermosos y prestantes.

Los problemas del mundo de la imagen

Esa sensual avalancha de figuras bien construidas supone una grave equivocación, al anteponer los poderes de la imagen a los que anidan en el interior de la persona, porque la sociedad actual está eligiendo ese espejismo de lo externo, y muchos de los problemas mentales que hoy afligen a la gente son resultado del continuo bombardeo de esas imágenes de salud, juventud y belleza, que se presentan como las únicas apetecibles y -por desgracia- reales.

La anorexia y la vigorexia se han convertido en manifestaciones indudables de ese fenómeno social.

La gente, sobre todo la más joven, desea poseer a cualquier precio el cuerpo de los actores, los atletas y los modelos, haciendo caso omiso de las limitaciones que impone la genética y la salud.

Nos hemos cansado de explicar que no es posible modificar las variables de estatura, proporción, estructura ósea, corrección de rasgos, cantidad y porcentaje de fibras musculares, e inserciones musculares.

Haga lo que haga, el alto seguirá siendo alto, el bajo, bajo, el feo, feo, el mal formado, mal formado, y jamás conseguirá transformar esas constantes.

El buen uso del culturismo

Pero lo que sí ofrece la combinación de alimentación correcta y ejercicio continuado es la obtención y el mantenimiento de un peso corporal idóneo y un porcentaje de grasa adecuado. -¡y una salud a prueba de contratiempos!-.

Actuando de esa manera, poseerás un aspecto agradable vestido -elegante, si es que lo eres; que la elegancia no siempre se hermana a la hermosura-, e incluso llegarás a modificarlo positivamente cuando estés desnudo, realidad que acrecentará tu autoestima, una cualidad que la civilización actual está poniendo siempre en entredicho, debido al persistente alud de unas imágenes de belleza y salud que se ofrecen como habituales.

La práctica del ejercicio siempre hará que mejoren tu cuerpo y tu salud, hasta el punto de que, muy pronto, ni tú mismo ni los demás llegaréis a dar crédito al cambio producido.

Ese triunfo personal incrementará la seguridad en ti mismo, alejará muchos de los problemas psicológicos, te aportará seguridad en visitas, entrevistas y relaciones, haciendo que seas capaz de conseguir mejores trabajos y de acercarte al logro de algunos o muchos de tus objetivos ideales.

Hay que reconocer que estamos participando de una sociedad injusta, cuyos dioses parecen ser la salud, la juventud y la belleza, cualidades que muchas veces se ven acompañadas con imágenes de dinero.

Es indudable que, incluso en una selección para trabajos especializados, los patronos suelen elegir a las personas con mejor imagen física, despreocupándose a veces del talento o la capacitación.

Una estadística realizada sobre ejecutivos y dueños de empresa comprobó que de promedio eran 3 centímetros más altos que los empleados comunes de su edad, y también solían estar más en forma, datos que corroboran el valor de la imagen personal como elemento de atracción a la hora de acceder a unos puestos mejor remunerados y más satisfactorios.

En conclusión

La práctica del estilo de vida culturista y fitness de ejercicio, nutrición y suplementación conduce a una vida más feliz y más cómoda, más eficiente, más larga incluso; en cualquier caso, mejor. Sigue estas normas para disfrutarla.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante.
No enviamos Spam, solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.