Vivir del Fitness como Entrenador Personal

Entrenador Personal

¿Eres un apasionado/a del gimnasio, te encanta el trato personalizado con la gente, y tienes grandes dotes de gestión empresarial? Entonces lo tuyo es la formación en Personal Trainer (PT), una profesión que actualmente está viviendo un boom sin precedentes en España.

Hoy en día, contratar los servicios de un entrenador personal ha dejado de ser un lujo al alcance de unos pocos. En efecto, la reciente irrupción en nuestro país de grandes cadenas de clubes de fitness de origen americano y británico ha traído consigo la popularización de la figura del Personal Trainer (PT).

Así, quién más quién menos, cualquier persona puede tener un PT que le acompañe en un proceso de mejora de sus cualidades físicas y, sobre todo, de su calidad de vida.

Sin embargo , no todo el mundo puede convertirse en entrenador personal (o al menos ser un BUEN entrenador personal), puesto que para ello es necesario disponer de una amplia formación dentro del mundo del fitness y haber cursado estudios específicos como PT o Personal Trainer.

El camino a seguir

Si quieres convertirte en entrenador personal deberás tener una titulación adecuada, ya que así lo exigen la mayoría de gimnasios que cuentan con este servicio.

Para conseguirla, actualmente existen en muchas comunidades varios centros oficiales que ofertan masteres y postgrados en formación de PT.

Pero, ¿cómo acceder a ellos? Antes que nada es necesario haber cursado una licenciatura o diplomatura en educación física o bien disponer de una titulación de grado superior como monitor o técnico deportivo. Sin embargo, también es posible cursar un master en entrenador personal si se demuestra una amplia experiencia dentro del mundo del fitness, o bien, aportando una titulación oficial en fisioterapia, osteopatía, quiromasaje, etc.

Los masteres en entrenador personal  tienen un precio bastante elevado, ya que, en su mayoría, deben cursarse en centros privados.

Además, su duración varía. Así, existen cursos a partir de 70 horas (o incluso menos). No obstante, para obtener una mayor especialización, son necesarias muchas más horas de formación.

Coaching, nutrición y competencias técnicas del PT

El objetivo de estos masteres es el de formar un buen profesional en PT. Es decir, un especialista que sea capaz de evaluar perfectamente el estado de salud de un cliente , su estado funcional y su estructura, para poder desarrollar un buen programa que incluya una rutina de trabajo, así como consejos nutricionales personalizados (cosa que no implica forzosamente la elaboración de dietas, sino, más bien , la indicación de pautas correctas de alimentación) .

Además, teniendo en cuenta que el PT trata diariamente con personas, éste debe tener buenas dotes de psicología. Captar las necesidades reales del cliente y así orientarle hacia la consecución de una mejora en su calidad de vida creará un vínculo de confianza y constancia que
conseguirá la fidelización del cliente.

En consecuencia, cualquier postgrado o master en PT que se precie incluye asignaturas como psicología y coachíng (formación en comunicación interpersonal / interacción eficaz), nutrición avanzada y farmacología , estética, y protocolo. Sin olvidar, además, todas aquellas materias que hacen referencia a las competencias técnicas en métodos de entreno de las cualidades físicas básicas que debe poseer cualquier entrenador personal.

Esta formación también hace hincapié en las terapias específicas a seguir con aquellos clientes que presentan patologías diversas como la obesidad o lesiones. Y también prepara a los futuros entrenadores personales para atender a deportistas de élite.

Por último, la propia experiencia de entrenamiento es muy importante para un Personal Trainer. Un individuo con 15 años de entrenamiento culturista a sus espaldas puede enseñarte cosas que no están escritas, que ha aprendido con la experimentación y el dolor. Aprovecha esta valiosa experiencia.

Cartera de clientes propia

Finalmente, otra de las asignaturas básicas que ofertan estos postgrados hace referencia al marketing del entrenador personal. En efecto, aunque al finalizar su formación la mayoría de entrenadores personales desarrollan su profesión en gimnasios y clubes de fitness , un PT puede trabajar como profesional autónomo free-lance (para escuelas de modelos, para ejecutivos, con personas mayores, a domicilio, etc … ). En tal caso, el propio PT es en sí mismo una empresa personal.

La manera como éste gestione su cartera de clientes será vital para obtener el éxito profesional; un éxito que no será ajeno a la imagen que éste ofrezca, ya que el entrenador personal se convierte rápidamente en un patrón a seguir para su cliente.

Su imagen vende y por ello esta profesión está en continua evolución en paralelo a los avances del mercado.

La importancia del reciclaje

Queda claro. Para ser un buen entrenador personal, la formación es fundamental , y ésta no termina nunca.

Entonces, una buena forma de continuar con este aprendizaje es cursar postgrados internacionales o bien hacer oposiciones a la certificación internacional en PT que otorga el American Council on Exercise (una de las más prestigiosas).

Porque un buen entrenador personal se recicla día a día. ¿El objetivo principal? Dar respuesta a las necesidades de todos y cada uno de sus clientes.

Posibles beneficios de contratar a un Entrenador Personal

El entrenador personal es un poco como un médico para el cliente, puesto que chequea su estado físico y le facilita pautas correctas de entrenamiento con el fin de mejorar su calidad de vida. Por ello, los beneficios de contratar a un entrenador personal son muchos:

  • Ayuda a obtener el máximo beneficio de cada sesión de entrenamiento.
  • Controla el estado de salud del cliente en todo momento, facilitando información sobre nutrición sana.
  • Fija unos objetivos claros y asequibles que evitan la pronta desmoralización del cliente.
  • Enseña a trabajar correctamente, evitando lesiones o malos hábitos.
  • Ayuda a gestionar el estrés, el tiempo libre e incluso las relaciones sociales.
  • Muchas personas han antepuesto operaciones de estética, tratamientos médicos, psicológicos, etc … gracias al trabajo realizado con un
    entrenador personal.
  • Es ideal para las personas desentrenadas, es decir, aquéllas que no están acostumbradas a la práctica de deporte pero que desean empezar a practicarlo.
  • En el caso del entrenador personal a domicilio, es ideal para personas con horarios complicados, puesto que es el cliente quien fija cuándo y dónde se realizarán las sesiones. Además, entrenando en casa, ¡se acabaron las comparaciones odiosas!.

Obviamente, pensamos que las personas pueden llegar a conseguir su objetivo sin la necesidad de un Entrenador Personal aunque costara un poquito más.

Desconfiar de los entrenadores personales “On line” y cosas parecidas. Si quieres un PT, que sea en persona, o podrán engañarte y hacerte tirar el dinero.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante.
No enviamos Spam, solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.

2 Comentarios