Cuando entrenar el deltoide posterior, ¿Con hombro o espalda?

Deltoide posterior

¿Es mejor entrenar los deltoides posteriores con hombros o espalda?

¿Que tienen en común los siguientes ejercicios: remo con barra y remo con barra y agarre invertido, remo con mancuerna a una mano, remo sentado en polea y remo con barra T?

Aunque todos aportan densidad a la parte media de la espalda, puede que no sepáis que el deltoide trasero ayuda en cada uno de estos movimientos.

Pensad entonces que los deltoides posteriores no trabajan demasiado en ejercicios compuestos como press militar y presses con mancuernas.

La función del deltoide posterior es extender el húmero a través de la abducción horizontal, en la que llevas los brazos desde una posición frontal hacia los lados

Los movimientos de remo reclutan el deltoide posterior, y contribuyen activamente a llevar los codos detrás del plano de la espalda, un acción poco significativa en los ejercicios de press.

La cuestión principal es aquí la siguiente: ¿entrenar deltoide posterior con hombro o con espalda? De hecho, muchos culturistas grandes hacen ambas cosas.

Con el hombro, la espalda… o con ambos

Algunos culturistas prefieren entrenar deltoide posterior con su rutina de espalda.

Personalmente, he descubierto que mis deltoides de atrás no se prefatigan tanto al entrenar hombro como al hacer espalda. Mi entrenamiento de hombro más común consiste en press militar, elevaciones laterales y frontales y remo de pie, lo que significa que mis deltoides posteriores están frescos.

Por el contrario, un entrenamiento de espalda que consista de jalones en polea y remos pesados, trabaja ya los deltoides traseros, debido a todos los movimientos de tirón.

Tras haber hecho espalda es un momento excelente para hacer un ejercicio de aislamiento de hombro posterior. Por eso, muchos culturistas trabajan la parte de atrás del hombro el día de espalda.

Siempre que añadas algunos movimientos específicos para ese músculo y no te bases solo en los ejercicios auxiliares, desarrollarás bien esa zona. El deltoide trasero necesita énfasis para mejorar su proporción a base de ejercicios específicos.

Resumiendo: ninguna de ambas elecciones es la correcta ni la equivocada. Sigue nuestros consejos más abajo y obtendrás resultados óptimos.

Entrenar el deltoide posterior con el hombro

Después de los presses pesados, incluid ejercicios monoarticulares que trabajen cada “cabeza” del deltoide: anterior, medía y posterior.

Como el deltoide posterior llega fatigado de los ejercicios de remo, estará más fresco el día de hombro (incluso después de presses pesados), y dispondréis de más energía para entrenarlo con movimientos estrictos de aislamiento.

Los mejores ejercicios de aislamiento para trabajar el hombro posterior son elevaciones traseras con mancuernas, aperturas invertidas en máquina contractora y aperturas invertidas en polea, de pie.

Si de verdad queréis enfatizar esta zona podéis empezar vuestra rutina directamente con dos ejercicios para el deltoide posterior.

Entrenar el deltoide posterior con la espalda

Completad el entrenamiento de espalda haciendo remo pesado y jalones, que trabajan
bastante el hombro posterior.

Tras los ejercicios pesados, añadid un movimiento de aislamiento para el deltoide posterior. Si entrenáis el hombro trasero antes del trabajo pesado de espalda, lo dejaréis agotado y no rendiréis bien en los remos.

Si entrenáis hombro o espalda el mismo día, empezad con el músculo más grande: la espalda.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante. Solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.