Elevaciones laterales por encima de la paralela

Elevación lateral sobre la paralela

Sube por encima de la paralela las elevaciones laterales para promover el desarrollo de los trapecios y el deltoide.

Todos los que hacen este ejercicio suben las pesas hasta la altura de los hombros, junto a la línea paralela al suelo, y nada más. ¿Sabéis por qué? ¿Crees que es peligroso para los rotadores de la espalda seguir más arriba? Si y no.

O quizás … ¿Pensáis que el deltoide medio deja de trabajar a partir de la posición paralela? Gran error.

Subir los brazos hasta la línea paralela al suelo recluta el deltoide y no impone estrés a la articulación pero llevar el movimiento 45 grados más arriba de la paralela trabaja todavía más el hombro medio, aparte de reclutar el trapecio superior, el elevador de la escápula y todos los músculos que rodean ese hueso, incluyendo los romboides, el trapecio inferior y los serratos.

Aunque la preocupación por el pinzamiento de los rotadores es real,  podemos minimizarla de dos maneras.

  1. Supinando ligeramente las muñecas durante la subida.
  2. En vez de llevar los pesos directamente hacia los lados, subidlos formando 10 a 15 grados hacia el frente del torso. Ambas modificaciones deben favorecer la comodidad de las elevaciones laterales.

Combustión lateral

No debemos subir más allá de los 135 grados porque el hombro medio es más fuerte hasta ese punto, y luego decae de repente.

Una vez que superas ese punto, ya no trabajas contra la gravedad, y el peso se hace ligero, quitando estímulos al músculo. Llegar hasta los 135 grados no solo potencia los deltoides sino que trabaja también los trapecios desde un ángulo distinto.

Las personas con problemas de rotadores, no deben subir las elevaciones más allá de la línea paralela pero para los que no sufren esas molestias, hay varias formas de incluir el ejercicio nuevo.

Así lograremos mayor separación de trapecios y deltoides, creando esa línea uve ideal que nos hace parecer más amplios.

En vuestro entrenamiento

Subir el peso hasta la altura de 135 grados resulta más duro que llegar hasta la línea paralela; tendréis que utilizar mancuernas más ligeras.

Comenzad haciendo press pesado para hombros; luego los ejercicios de aislamiento.

Si hacéis días de hombro pesados y ligeros; subid las elevaciones hasta la paralela en los días pesados; y más arriba en los días ligeros.

Alternativamente, haced elevaciones laterales hasta la línea paralela al principio del entrenamiento destinado a ese ejercicio, luego unas series más arriba de la paralela.

Una variación muy dura: Comenzad con el peso desde la línea paralela (tendrá que ser la carga más ligera) y subid desde allí hasta los 135 grados.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante. Solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.