Elige la carga adecuada para cada ejercicio de forma sencilla

Carga adecuada

Al principio, puede parecer complicado elegir la resistencia correcta para cada ejercicio. No tiene por qué serlo.

Por eso, dentro de nuestro programa de fitness para mujeres, os queremos mostrar una forma fácil e instintiva. Al principio te costará afinar al 100%, pero te permitirá conocer más profundamente tus posibilidades.

En este artículo utilizaremos una técnica muy válida e instintiva para principiantes. Cuan

Empieza con una resistencia que parezca demasiado ligera como para representar un desafío para tus músculos. Esta serie fácil servirá como primer calentamiento.

Para la siguiente serie de calentamiento, aumenta ligeramente la resistencia. Si dudas, cuestionándote si el aumento podría ser excesivo, opta por una carga muy ligera y realiza más repeticiones en vez de emplear una resistencia exagerada con una técnica descuidada.

Para la primera verdadera serie de trabajo, aumenta la resistencia aún más, pero de nuevo, no excesivamente.

Si la carga te parece demasiado ligera durante la primera repetición, interrumpe la serie y opta por una carga más apropiada. De igual modo, si el ejercicio parece demasiado difícil, detén la serie y reduce la resistencia.

Para la segunda serie de trabajo, puedes incrementar la resistencia un poco más para hacer que el ejercicio resulte más exigente.

Pero, si los músculos parecen cansados y no consigues llegar al número de repeticiones propuestas, mantén la misma resistencia o redúcela ligeramente.

¡No hay reglas fijas al respecto! Tienes que ser flexible respecto a la cantidad de resistencia a aplicar. Siempre que realices más repeticiones de las esperables, elige una carga ligeramente más pesada para la serie siguiente.

Es muy útil anotar en un cuaderno o en el móvil cada una de tus cargas, así como el número de repeticiones realizadas en cada ejercicio. Hay muchas apps para esta función.

Cuando debemos aumentar los pesos

Si anotas escrupulosamente todas tus sesiones como se sugiere, averiguarás fácilmente
cuándo aumentar la carga para la siguiente sesión. Si no tomas nota de la carga, afrontarás una tarea muy tediosa.

Como regla general:

• Si has realizado más repeticiones de las esperadas en un determinado ejercicio en tu última sesión, elige hoy una carga ligeramente más pesada.

• Si has realizado menos repeticiones de las esperadas en un determinado ejercicio en tu última sesión, emplea la misma resistencia hasta que te sientas muy cómoda con esa carga.

No siempre acertarás en tu decisión de incrementar tu carga de entrenamiento. No te preocupes; nadie puede predecir rendimientos futuros con una precisión del 100 por cien.

No obstante, acertarás con mucha mayor frecuencia si has registrado por escrito tus rendimientos pasados que si hubieras confiado solamente en la memoria.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante.
No enviamos Spam, solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.