La insulina en el culturismo

Insulina y culturismo

La insulina es una hormona natural que se secreta en el páncreas en respuesta a los altos niveles de azúcar. Su uso principal es controlar los niveles de azúcar en el cuerpo. El uso de la insulina en el culturismo es un tema controvertido ya que al igual el uso esteroides es una forma de mejorar un entrenamiento de construcción física.

Una comida compuesta en su mayor parte de proteínas, grasa y muy pocos carbohidratos, producirá una respuesta glucémica reducida, mientras que una comida rica en monosacáridos (carbohidratos simples, como el azúcar) causara una gran respuesta glucémica.

Cuando más elevada sea esta respuesta, mayor será la presencia de azúcar en la sangre y, por tanto, más insulina se secretara. Las comidas que hacemos habitualmente pueden elevar la concentración de glucosa en sangre a 140 miligramos por decilitro.

Las células beta del páncreas son capaces de reconocer el incremento de glucosa y liberar insulina en 30 segundos, que se une a un transportador de proteína de la sangre que conduce los macronutrientes y los micronutrientes a los miocitos (las células musculares), los hepatocitos (las células del hígado) y los adipocitos (las células grasas). Al Introducir la glucosa en esas células, la insulina logra restablecer el nivel de glucosa en sangre en dos horas.

Insulina e hipertrofia, algo de ciencia

Dado que la hipertrofia o aumento de volumen muscular es nuestro principal objetivo, nos centraremos en la actividad que desempeña la insulina en las células musculares.

En primer lugar, para que la insulina tenga algún efecto en los músculos, debe unirse a un receptor de insulina. Este receptor esta compuesto de dos unidades alfa, situadas en el exterior de la célula. Y dos unidades beta, que atraviesan la membrana y llegan al citoplasma celular.

Cuando la insulina se une a una unidad alfa, autofosforila (añade un fosfato) la proteína tirosina quinasa. La ahora más activa tirosina quinasa actúa como otro importante mensajero y estimula otras reacciones bioquímicas intracelulares. Una de las más significativas para los culturistas es la translocación de los receptores Glut-4, que se desplazan del citoplasma a la membrana celular. La translocación de la proteína Glut-4 incrementa él numero de receptores de insulina activos en la membrana celular, lo que permite que la sangre absorba más nutrientes.

El resultado es que la glucosa y otros nutrientes se introducen en la célula y desaparecen de la sangre, con lo que el nivel de glucosa en sangre recupera la normalidad. Cabe destacar que lo fundamental no es la cantidad de moléculas de glucosa, aminoácidos y creatina que llega al exterior de la membrana celular, sino la cantidad de esos compuestos que absorben los transportadores celulares.

Pon a la insulina de tu parte

Se debe consumir alimentos de bajo índice glucémico en el transcurso del día para la mantención de energía constante en el torrente sanguíneo, evitando así la oscilación de los niveles de insulina, lo que puede causar apetito, almacenamiento de grasas e hipoglucemia.

El cuadro hipoglicémico puede ser agravado, si tras el consumo de azúcares hubiere realización de entrenamiento. Recomendamos el consumo de una comida de cada 2.5 a 3 horas, con alimentos de bajo índice glicémico, tales como la patata, arroz, fideos, etc, y por supuesto realizar una suplementación adecuada según el tipo de objetivos.

Ya que el ejercicio tiene efecto tapón sobre la insulina, se tiene la posibilidad de, durante el entrenamiento hacer uso de bebidas de alto índice glucémico, para la producción de energía. Estas bebidas, normalmente, además de la glucosa, vienen enriquecidas con minerales y algunas vitaminas.

Las investigaciones demuestran que hasta 90 minutos tras el término de los ejercicios el cuerpo tiene una extraordinaria capacidad de absorber nutrientes. En esa fase, elevar los niveles de insulina es bastante conveniente para que se pueda aprovechar todo su efecto anabólico y anti-catabólico.

Justo después del entrenamiento es conveniente que se continúe consumiendo líquidos energéticos, como los anteriormente citados juntamente con el consumo de aminoácidos y se realice dentro del plazo de 90 minutos, una comida o se tome una suplementación altamente proteica, de poca o ninguna grasa y rica en carbohidratos.

Esta fórmula es infalible para una explosión de insulina y aprovechamiento de todo el potencial para el direcionamento de aminoácidos directamente a las células musculares.

Toma externa de Insulina

Recientemente, la insulina se ha vuelto bastante popular entre los culturistas debido al efecto anabólico que puede ofrecer. Con inyecciones periódicas la insulina ayudará traer glicógeno y otros nutrientes al músculo.

La insulina humana regular está disponible sin prescripción médica bajo el nombre de Humulin R de laboratorios Eli Lilly y Compañía. Cuesta aproximadamente $20 por un frasco de 10 ml con una concentración de 100 UI por ml. Eli Lilly y Compañía también produce otras 5 formulaciones de insulina, pero ninguna de éstas debe ser usada por los culturistas. Humulin R es la más segura porque posee efectos rápidos y tiene la duración más corta. Las otras formulaciones de insulina permanecen activas por un periodo más largo y pueden poner al usuario en un estado inesperado de hipoglucemia.

La hipoglucemia ocurre cuando los niveles de glucosa en la sangre son demasiado bajos. Es una reacción común y potencialmente fatal experimentada por los usuarios de insulina. Antes de que un atleta empiece a tomar insulina, es importante que él conozca y entienda los síntomas de advertencia de la hipoglucemia.

La siguiente es una lista de síntomas que pueden indicar una hipoglucemia media a moderada: hambre, adormecimiento, visión manchada, humor depresivo, vértigo, sudoración, palpitaciones, temblores, inquietud, picor en las manos, pies, labios, o lengua, incapacidad para concentrarse, dolor de cabeza, perturbaciones mientras se duerme, ansiedad, irritabilidad, conducta anormal, movimientos inestables y cambios de personalidad.

Si cualquiera de estos síntomas ocurren, el atleta debe consumir inmediatamente una comida o bebida que contenga azúcar como una barra del dulce o bebida con carbohidratos. Esto ayudara a moderar la hipoglucemia leve y así prevenir un severo estado de hipoglucemia.

La hipoglucemia severa es una condición seria que puede requerir atención médica. Los síntomas incluyen desorientación, inconsciencia y finalmente muerte.

Conclusiones

El uso exógeno (inyectado) de la insulina en el cuerpo puede conducir a problemas graves de salud, incluyendo el coma, presión arterial elevada, y un aumento de tu frecuencia respiratoria. Cuando se usa la insulina como un suplemento, está en serio riesgo tanto tu salud como tu bienestar.

Sin embargo, los deportistas deben tener presente que, cuando se trata de maximizar el desarrollo muscular, inducir un pico de insulina en el momento oportuno puede marcar una diferencia decisiva, y esto es extremadamente útil después del entrenamiento con pesas, ingiriendo alimentos con alto índice glucémico que provoquen una alta liberación de insulina.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante.
No enviamos Spam, solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.