Como organizar tu día de entrenamiento si no tienes tiempo

Hoy es tu día. Entrena mejor, gana más músculo y duerme mejor siguiendo este plan diario para potenciar tu energía.

861
Organiza tu día de entrenamiento

Cansado… quemado… No puedes concentrarte… Borra estas frases de tu mente, porque en cambiatufisico tenemos tu día ideal «sin esfuerzo» (pero con disciplina), en lo que todo se hace donde y como se debe.

Organizar tu día de forma óptima es vital para conseguir tus objetivos, especialmente si tienes una vida ocupada donde el trabajo y la familia requieren una gran cantidad de tu tiempo.

Hemos seguido las directrices de expertos en sueño, nutrición y psicología del deporte para construir tu día perfecto de entrenamiento desde el momento en que despiertas hasta que te vas a la cama.

¿A que estas, entonces, esperando? Prepárate para mañana… porque va a ser para ti un gran día.

¡Levántate con ganas! 7:00 am

Estírate cuidadosamente para dejar que la sangre circule por tu cuerpo. Casi cualquier tipo de actividad muscular puede aumentar de inmediato tu estado de alerta.

Si empiezas bostezando, debes pensar en acostarte antes. Aquí te damos otros rituales matutinos que debes adoptar:

Toma conciencia de tu entorno

Siente las sabanas contra tu piel, huele el aire, escucha los sonidos y ve las luces que te reciben por la mañana.

Una de las cosas que la gente debe hacer para conseguir mas consecuciones es vivir mas en el presente, pensando en lo que están haciendo en vez de en lo que tienen que hacer.

¡Intenta mantenerte todo el día este estado de conciencia!

Toma un gran desayuno

Antes de que haya transcurrido media hora de tu despertar. Será la primera de las seis-ocho pequeñas comidas que harás hoy, cada una de ellas espaciada entre 75 y 180 minutos.

Toma carbohidratos complejos, proteína magra y cantidades pequeñas de grasa.

Entrena por la mañana si es posible (De verdad, inténtalo…)

Cuando haces ejercicio, tu sistema nervioso libera catecolaminas para aumentar la
energía y el estado de alerta. ¡Estas entrenando tu cuerpo para que dispongas de mas energía!

¿Te cuesta madrugar o entrenar por la mañana?

Yo mismo soy de esas personas que adora dormir y rinde mejor por la noche con los pesos… pero créeme, coger el hábito de entrenar por la mañana traerá la paz a tu vida.

Evitarás esos días en los que has tenido un día demasiado duro para entrenar y acabas por no ir o entrenar mal, lo cual puede derivar en frustración y mal humor si eres un enamorado de las pesas como yo.

Si el deporte te hace bien, en cuerpo y mente… ¡hazlo cuanto antes!

El trabajo diario 9:00 am

Lo primero que debes hacer cuando llegas a trabajar es observar si tu entorno es el adecuado para que realices mejor tu cometido. De no ser así, efectúa las modificaciones posibles para disponerlo a tu gusto.

Empieza a pensar en tu segunda comida y toma un trago de agua de la botella que hayas traído (cuanto más fresca, mejor). El agua fría ha demostrado acelerar el metabolismo y mantenerte alerta.

Debes beber adecuadamente a diario; la mas mínima deshidratación puede trastornar tu mente y reducir tu rendimiento.

La hora del almuerzo 13:00 pm

Procura no comer en tu lugar de trabajo. Es necesario que salgas de el para renovar tu vitalidad, ya que si continuas allí mientras estás almorzando, no adquieres la suficiente energía y sueles perder atención y productividad durante la tarde.

A la media hora de haber comido, se sugiere hacer alguna actividad aerobia, que puede ser un paseo par tu lugar de trabajo, por ejemplo, mientras abres la correspondencia o hablas por teléfono.

El bajón de la tarde 16:00 pm

Puedes empezar a perder energía en esos momentos. Asegúrate de hacer una comida pequeña, pero evita los alimentos grasos, que resultan de difícil digestión.

Es un buen momento para dar un pequeño paseo al aire libre y exponerte a la luz natural. Si te es posible, vete a tomar café con un compañero.

Adiós al trabajo 19:00 pm

Toma una comida ligera cuando llegues a casa para estabilizar tu azúcar sanguíneo hasta la hora de cenar.

A menos que estés siguiendo un programa de aumento de volumen, deberás limitar esa comida a 700 calorías; unos vegetales cocidos acompañados de proteína magra, serán una buena elección.

Tras haber cenado, en vez de quedarte sentado enfrente de un televisor, haz algo activo, ya sea dar una vuelta, jugar con los niños, revisar cosas o, claro, hacer el amor.

La hora de acostarse 23:00 pm

Si has seguido las consejos de arriba, debes tener la mente en calma y lista para dormir.

El sueño suele potenciar la memoria de la información adquirida en ese día. El sueño ayuda
a que algunas memorias se conserven y a que desaparezcan las menos decisivas.

Ya lo tienes… con disciplina puedes conseguirlo… y verás como tu vida es más plena, sencilla y completa.