Comer carne puede provocar “positivos” por esteroides

Carne con esteroides

Algunos atletas mundiales que han dado positivo en esteroides anabólicos han proclamado su inocencia. En algunos casos el diagnóstico positivo de los test de drogas ha sido causa de suplementos alimenticios contaminados.

Esto es particularmente cierto cuando los suplementos hormonales estaban en el mercado. Algunas empresas mezclan varios suplementos en el mismo mezclador, lo que significa
que esos suplementos hormonales fueron añadidos furtivamente a suplementos no nocivos como la creatina.

En otros casos las drogas actuales, incluyendo esteroides anabólicosclembuterol, eran añadidas a propósito a los suplementos. Esto se daba más en suplementos adquiridos a través de Internet o elaborados en el extranjero, que en los productos realizados en América.

Pero… ¿Que pasa con la comida? ¿Puede estar contaminada por esteroides? ¿Podríamos dar positivo tras consumir carne contaminada?

Comida contaminada por esteroides

Según un nuevo estudio puede haber otra fuente de contaminación de esteroides: la comida.

Durante los Juegos Olímpicos en Beijing, un atleta Olímpico de Estados Unidos se encontró con una pechuga de pollo enorme en un supermercado local. El análisis de esa carne mostró que contenía suficientes esteroides anabólicos corno para dar positivo en un test de dopaje.

No es algo nuevo, puesto que las drogas anabólicas han sido suministradas ilegalmente a animales durante tiempo. Por ejemplo, sucedió en España que más de 100 personas tuvieron que acudir al hospital quejándose de problemas cardiacos.

Más tarde se descubrió que habían comido carne que estaba contaminada con clembuterol, una droga que tiene fuertes efectos cardiovasculares.

Evidencias científicas

En un estudio de 1994, se le inyectó a un pollo un esteroide anabólico llamado methenolone (con el nombre comercial de Primobolan) con el propósito de engordarlo. Se le proporcionaron inyecciones intramusculares tres veces durante catorce días. Ocho días después de la tercera inyección, la carne se cocinó y se comió.  Cuatro de las ocho personas que comieron este pollo “suplementado” dieron positivo en el metabolito de Primobolan 24 horas después de comérselo.

En un estudio de 1992 un sujeto que comió carne picada cruda dio positivo en el esteroide anabólico de clostebol.  Los esteroides anabólicos permanecen estables al natural, pero el hecho de cocinar la carne no implica que se desactiven sus efectos.

Otro estudio publicado un año antes al anterior descubrió que la carne cruda obtenida de 50 carnicerías de Bélgica dieron positivo en el test de doping en esteroides con la nandrolona y el clostebol en dos sujetos que habían comido la carne.

Comer carne de jabalí, que de forma natural puede contener altos contenidos de nandrolona, es suficiente para dar positivo en un test de dopaje.

Al menos en algunos casos, aquellos que proclaman su inocencia después de dar positivo de esteroides puede que haya sido provocado simplemente por la carne.  No obstante, en la mayoría de los casos es obvio que el atleta se ha dopado voluntariamente.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante.
No enviamos Spam, solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.