La carnitina es un aminoácido que se elabora en el hígado, y su utilización parece estar justificada en deportes de tipo aeróbico, ya que se la relaciona con el acceso de ácidos grasos de cadena larga al ciclo oxidativo para la producción de energía.

Esto permitiría aprovechar mejor la utilización de ácidos grasos libres como fuente energética y producir un ahorro de carbohidratos.

También suele ser utilizada por deportistas que quieren “quemar” grasas. Se suele tomar antes del entrenamiento, en dosis de 1 gramo por 70 kg de peso al día.

No obstante, sus efectos ergogénicos (quema de grasa) no han sido del todo demostrados.

Que es la carnitina

Carnitina o L-carnitina (acetil-l-carnitina), es un aminoácido no-esencial que se sintetiza por medio de otros dos aminoácidos esenciales, lisina y metionina.

Hay quien no incluye la carnitina en la lista de aminoácidos no-esenciales. Este compuesto nitrogenado proviene del latín “carni”, la carne es la principal fuente de carnitina.

La carnitina es esencial para el proceso de combustión de las grasas; transporta las grasas hacia el interior de la mitocondria (dentro de las células) para ser oxidada o «quemada» para proveer una fuente de energía importante.

Durante cualquier actividad de baja intensidad (caminar, sentarse, dormir) la grasa es el combustible dominante.

La grasa no puede penetrar la membrana interior de la mitocondria para ser utilizada a menos que ésta vaya emparejada  con la carnitina.

La carnitina en nuestro cuerpo

La cantidad total de carnitina en un individuo (hombre de 70Kg) es aproximadamente de 100 mmol (milimoles). En los humanos un 98% de esta cantidad se encuentra en los músculos.

Algunos aminoácidos no-esenciales (como la glutamina) son ‘devorados’ en grandes cantidades por el cuerpo y pueden ser necesarios de forma suplementaria por esa razón. Sin embargo, carnitina no presenta este perfil.

La carnitina no tiene rutas de degradación y sólo un 1-2% se pierde con la orina, el sudor, etc. La carnitina de hecho, experimenta un proceso de reabsorción en los riñones de hasta un 99%.

Algunas vitaminas o minerales, como en el caso del cromo, necesitan ser suplementados en el cuerpo pues se pierden (excretados) como resultado del ejercicio en cantidades considerables. No obstante la secreción urinaria de la carnitina no cambia a consecuencia del entrenamiento deportivo bien sea durante o después del ejercicio.

Desafortunadamente para aquellos que deseen quemar grasas, las investigaciones demuestran que la suplementación adicional con carnitina no predispone a quemar más grasa de la normal.

Tampoco nuestros cuerpos (siempre que mantengan una alimentación sana y variada), acusarán una deficiencia de carnitina, incluyendo a aquellos atletas que entrenen a intensidades estratosféricas.

Carnitina para perder peso y quemar grasa

Si hay un suplemento con una cantidad enorme de estudios que demuestran que no sirve para nada, ese es la Carnitina.

Aunque su precio no es elevado, al ser inútil cualquier euro por encima de cero es caro. Consumir carnitina, según estudios científicos, lo único que te aportará, tristemente, no será la perdida de unos michelines, sino un agujero en el monedero.

Estudios sobre la l-carnitina

1) Un estudio llamado “Effect of L-carnitine on weight loss and body composition of rats fed a hypocaloric diet”, llevado a cabo por el Institute of Nutritional Sciences, University of Halle, Germany, administró L-Carnitina a ratas con unos 2.5 gr durante una dieta hipocalórica. La conclusión: la carnitina no mejoró ningún parámetro y la carnitina endógena era suficiente para asegurar la beta oxidación  durante una fase catabólica.

2) Otro estudio llamado “L-carnitine supplementation does not promote weight loss in ovariectomized rats despite endurance exercise” fue realizado por el Department of Kinesiology, School of Health Sciences, West Chester University, concluye que la suplementación con carnitina no redujo la ganancia de peso ni la grasa abdominal en ratones gordos femeninos adultos. Y ahora lo mejor: las ratas que consumieron carnitina ganaron peso.

3) El Institute of Biomedical Sciences, USP, São Paulo, Brazil, no contentos con quitarnos las olimpiadas, quisieron destrozar el mito de la L-Carnitina para perder peso. Y vaya si lo hicieron: en ratas entrenadas para el ejercicio aeróbico, la carnitina no sirvió para nada comparada con el grupo de control que no tomó el suplemento.

4) Otro estudio llamado “L-Carnitine supplementation combined with aerobic training does not promote weight loss in moderately obese women” fue llevado a cabo por el Department of Human Biology and Movement Science, Royal Melbourne Institute of Technology, Australia. Administró carnitina a 36 mujeres durante 8 semanas. 5 experimentaron náusea y/o diarrea, y además, la L-Carnitina se mostró totalmente ineficaz para perder peso.

5) Otro estudio en mujeres premenopáusicas no encontró efectividad en la suplementación. “Weight loss associated with reduced intake of carbohydrate reduces the atherogenicity of LDL in premenopausal women”

6) Otro estudio doble ciego durante 26 semanas administrando 2gr diarios a diabéticos no encontró ningún efecto. “The Effect of L-carnitine on plasma lipoprotein(a) Levels in Hypercholesterolemic Patients with Type 2 Diabetes Mellitus”

7) Otro estudio en bipolares con sobrepeso asociado a la medicación, administró L-Carnitina durante 26 semanas. Se llamó “Carnitine does not improve weight loss outcomes in valproate-treated bipolar patients consuming an energy-restricted, low-fat diet” El título lo dice todo: absolutamente ineficaz.

8) Se puede encontrar un estudio que si encontró reducción de peso. El problema es que el estudio recibió una valoración de 1 sobre 5 (peor valoración posible) en la escala de Jadad, que mide la calidad de los ensayos clínicos.

Es decir: ni randomizado, ni doble ciego, ni explica el seguimiento… Un estudio con menos de 3 no se suele aceptar para posteriores inclusiones científicas. Así que una auténtica chapuza.

Aquí el título del supuesto estudio: “Carnitine, Choline Supplementation with Exercise Alter Carnitine Profiles, Biochemical Markers of Fat Metabolism and Serum Leptin Concentration in Healthy Women”

En conclusión

La información que proviene de publicistas y compañías de manufacturación de carnitina mediatizadas por su talante comercial pueden plantear situaciones de confusión.

No obstante, parece evidente que la carnitina en cualquier forma (polvo, tabletas, jarabe), NO promoverá una mayor combustión de grasas, ni proveerá ninguna mejora adicional sobre el rendimiento deportivo según los resultados de los estudios científicos que así lo demuestran.

Queda pues en manos del consumidor final, en este caso los deportistas o personas con problemas de sobrepeso, optar por seguir las indicaciones de las fuentes que a su criterio sean más fidedignas.

En cambiatufisico te aconsejamos  que si realmente quieres perder peso sigas una dieta saludable, una rutina de ejercicios de pesas seguida de ejercicio aeróbico y tengas una vida activa (coger menos el coche y andas más, usar escaleras en vez del ascensor, etc).

Si quieres gastarte el dinero en algún suplementos te recomendamos una buena proteína de suero post-entrenamiento, aprovecharás mejor tu dinero.

¿Sigues pensando en comprar L-Carnitina para tus objetivos de pérdida de peso? Espero que no.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos. No enviamos SPAM, ¡Solo Puro Fitness!

Únete a otros 10.623 suscriptores

1 COMENTARIO

  1. Yo tomo Carnitina 4 grs diarios por recomendación de Clínica Mayo de USA para el tratamiento de la Neuropatia sensitiva , junto con el ácido alfa lipoico , según la Clínica no sólo ayuda a la recuperación de los nervios dañados sino que también actúa como analgésico del dolor neuropatico , mi experiencia es que a estos fines el resultado es muy bueno , mi peso siendo que casi todos los días hago pesas y algo de aeróbicos no vario con la Carnitina , si pierdo peso con el ácido alfa lipoico que a su vez es un maravilloso antioxidante