Como redondear tus glúteos

squat

Redondear los glúteos es uno de los objetivos más comunes cuando queremos mejorar nuestra apariencia física. Redondearlos y ganar firmeza es relativamente sencillo si se es constante.

Los glúteos comprenden tres músculos:

1. El glúteo mayor, que es, con mucho, el más grande de los tres y también el más visible.

2. El glúteo medio, que es un músculo pequeño situado externamente por encima del glúteo mayor. Es visible de lado y desde atrás.

3. El glúteo menor, que es un músculo pequeño situado lateralmente por debajo del glúteo mayor. Por tanto, no es visible en absoluto.

Este artículo se concentra principalmente en el glúteo mayor y, en menor medida, en el medio.

Anatomía de los glúteos

Los glúteos apoyan a los isquiotibiales cuando hay que aumentar la velocidad de movimiento. Al caminar despacio, apenas trabajan; pero, en cuanto se acelera y se empieza a correr, los glúteos se reclutan intensamente.

Anatomía del glúteo

Estéticamente, muchas mujeres (y también muchos hombres) se esfuerzan no solo por redondear los glúteos, sino también por mejorar su contorno.

Entrenar glúteos

El entrenamiento de musculación regular aumentará el tamaño así como la redondez y firmeza de los glúteos. También puede, en cierta medida, elevarlos, pero es algo mucho más difícil de conseguir.

Para visualizar lo que estás tratando de lograr, considera la postura global y la apariencia de una mujer que lleve zapatos de tacón; específicamente, la región lumbar estará ligeramente arqueada y los glúteos serán más visibles.

Entrenando correctamente los glúteos con pesas, puede lograrse el mismo efecto sin llevar tacones.

La clave para mejorar tus glúteos

Hay muchos ejercicios con pesas para tonificar los g lúteos. Hacen maravillas al principio, pero su principal limitación es la falta de contrarresistencia que ofrecen.

Después de cierto tiempo, cuando los músculos se fortalecen, estos ejercicios se vuelven demasiado fáciles.

Puedes realizar cada vez más repeticiones, pero esta no es la mejor manera de lograr rápidos resultados. Hay que sobrecargar los glúteos con cargas cada vez más pesadas para obligarles a responder.

Dado que al principio cualquier patrón de repeticiones proporciona resultados, para tonificar lo mejor es mantenerse por debajo del rango de las 25 repeticiones.

Para lograr ese objetivo, hay que añadir cargas extras a las piernas. Añadiendo tobilleras lastradas, pueden sobrecargarse los glúteos con facilidad. Desgraciadamente, en general, dichas tobilleras pesan solo entre 5 y 10 kg aproximadamente.

Te ayudarán durante un tiempo, pero esto está lejos de ser suficiente carga para poner a prueba a los glúteos durante un período largo de tiempo a medida que vas adquiriendo más fuerza.

Además de las lastradas, es posible usar las tobilleras en una máquina de polea. Así, puedes aumentar fácil y gradualmente la cantidad de contrarresistencia.

Este tema de la contrarresistencia correcta es también la razón por la que se crearon las máquinas de glúteos.

El ejercicio que estas máquinas te hacen realizar no es de ninguna forma mejor que el movimiento que puedes hacer solamente con tu propio peso corporal.

La diferencia estriba, sencillamente, en que las máquinas te permiten añadir fácilmente contrarresistencia con el fin de sobrecargar realmente los glúteos, que es la clave para lograr rápidos resultados en tonificación muscular.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante. Solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.