Preagotamiento muscular

Preagotamiento Muscular

El preagotamiento muscular es un tema controvertido; muchos dicen que les va de muerte, otros que no sirve para nada; veamos en este artículo como aplicar el preagotamiento muscular. El orden en que realices los ejercicios puede suponer enormes diferencias.

Para conseguir la mejor contracción muscular, necesitarás concentrar tu mente por completo en el músculo que estás trabajando.

Cuando sucede esto, el músculo envía un mensaje de aprobación de retorno al cerebro. Esta señal, desde el músculo al cerebro, favorece la unión de la mente con el músculo. En otras palabras, el cerebro siente que el músculo está trabajando, con lo que, a su vez, es capaz de generar una contracción más focalizada. Esto se denomina unión reaferente mente-músculo.

Cuando generas una reaferencia positiva, el músculo puede trabajar más duramente, lo cual da como resultado un mayor crecimiento muscular. Si no puedes sentir la contracción del músculo, no tendrás forma de saber si está haciéndolo trabajar. Si éste es el caso, estás malgastando el tiempo en ese ejercicio.

Para ayudar a generar la unión reaferente mente-músculo, recomiendo utilizar el preagotamiento muscular en el que se realiza un ejercicio aislado antes de un movimiento compuesto. Prefiero llamar a los movimientos aislados ejercicios primarios.

Éstos sirven a varios propósitos.

  • En primer lugar, se utilizan como ejercicios de calentamiento para hacer que la sangre fluya en mayor cantidad a través del músculo.
  • En segundo lugar, hace más fácil el desarrollo correcto de la unión mente-músculo.
  • En tercer lugar, quedan preparados los músculos para los ejercicios compuestos.
  • Finalmente, el músculo, ya fatigado desde el ejercicio primario, no necesita levantar mucho peso durante el ejercicio compuesto; lo cual reduce el riesgo de lesión asociado a los pesos excesivos.

Cuando agrupes ejercicios para diferentes partes del cuerpo, recuerda trabajar de mayor a menor tamaño.

Entrena los grandes grupos musculares, tales como el pecho, cuádriceps, espalda y hombros, antes de hacerlo con grupos musculares más pequeños, como el bíceps, tríceps y pantorrillas.

Éstos, más pequeños, funcionan como músculos de soporte para levantamientos básicos, tales como press de banca, press de hombro, ejercicios de remo y sentadilla.

Si los fatigas primero, no serán capaces de ayudar con eficacia en los ejercicios con grandes cargas, lo que va a significar que los músculos mayores no obtienen una adecuada sesión de entrenamiento.

 Otro beneficio de entrenar de mayor a menor es que los grupos musculares más pequeños estarán calientes y preparados cuando les llegue su turno.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante.
No enviamos Spam, solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.