La tentación de hacer “trampa” en la dieta

Comida trampa

Si te tientan demasiado las “malas”comidas, escucha lo que dice la ciencia respecto a “hacer trampa” en la dieta.

A casi todos nos ha pasado lo mismo: llevar bien una dieta y, de repente, sentir una irresistible tentación de consumir alimentos prohibidos.

Cuando empezamos a hacer dieta, el deseo de conseguir esbeltez nos facilita decir que no a la pizza y a los helados.

Pero, de repente, el pensamiento del chocolate, las galletas, los helados, las hamburguesas y los pasteles nos hace sentir a punto de enloquecer. Y resulta difícil decir que no a cualquiera de las tentaciones antedichas.

Si esos deseos hacen que nos sintamos fracasados, tenemos buenas noticias para vosotros. La investigación demuestra que esos “fallos” pueden resultar positivos para la misma dieta.

Investigadores de la Tufts University, de Boston, descubrieron que el 95% de las personas que seguían una dieta baja en calorías experimentaban “tentaciones alimenticias” durante el estudio.

Los que perdieron más grasa al hacer dieta fueron también los que deseaban consumir alimentos nocivos más abundantes en calorías y grasa. (También sintieron esos deseos con menor frecuencia que los que perdieron menos peso).

Conclusiones del estudio

Lo primero de todo si descubrís que deseáis consumir alimentos abundantes en calorías y grasa, como hamburguesas, pizzas, pasteles, chocolate, etc, es muy probable que estéis siguiendo el camino adecuado en lo referente a perder grasa.

El segundo punto se refiere al momento de la tentación. Es obvio que el objetivo consiste en caer en ella con menos frecuencia.

Pero, ¿cómo? Una de las mejores maneras de hacer trampa pocas veces es preparar un “día de tentaciones” para consumir la comida que más nos apetezca, siempre con moderación.

Hay que reconocerlo: cuando se trata de hacer dieta, incluso los culturistas más disciplinados hacen trampa. No pasa nada siempre que limitemos esa comida trampa a una vez por semana y en cantidades moderadas.

Consumir así una comida “tentadora” ayuda a seguir la dieta, y nos hace sentir recompensados cada vez que nos la saltamos.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante.
No enviamos Spam, solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.