Los trucos de Arnold para desarrollar sus hombros

Hombros Arnold

¿Cansado de ser estrecho? Amplía tus hombros para conseguir una línea uve mejor siguiendo estos secretos de entrenamiento avanzado.

En los años cuarenta, los hombres llevaban abrigos con hombreras y cintura entallada para producir la impresión de tener una línea uve más pronunciada.

Puede que haya cambiado la moda a lo largo de los años, pero la búsqueda de las proporciones ideales del cuerpo sigue estando ahí.

Lo que sucede es que ahora, en lugar de permitir que sea el sastre quien lo consigue, podemos hacerlo nosotros al desarrollar unos hombros completos mediante el trabajo duro en el gimnasio.

Primero, vamos a daros las malas noticias: La amplitud de los hombros viene básicamente dictada por la estructura ósea; naces con ella, grande, pequeña o mediana; gruesa o fina.

Pero ahora vienen las buenas noticias: aunque la genética no se haya portado bien contigo, puedes conseguir la uve que buscas.

Larry Scott, el primer Mr. Olympia, tenía los hombros estrechos pero desarrolló unos deltoides masivos para compensar su falta de genética.

Shawn Ray tampoco abundaba en amplitud, pero nunca podrías llegar a reconocerlo debido a la densidad que ha obtenido en los hombros, un producto de la dura labor en el gimnasio, sobre todo el día que tocan deltoides.

Para todos aquellos que nacieron con hombros enjutos o simplemente desean cambiar el
aspecto de sus deltoides, sorprendiéndoles con una terapia de choque, este es mi consejo:

Haced mas series y ejercicios

Para hombros, llegando incluso a 20 series por entrenamiento.

Yo llevé este sistema hasta el límite ya que solía colocar una mancuerna debajo de la cama para, nada más levantarme, hacer cinco series de elevaciones laterales, alternando cada brazo para así no descansar nada.

Nunca conté esas series como parte de mi entrenamiento de hombros; lo hacía aparte de ello.

Concentraos en el deltoide medio

Que también se llama deltoide lateral, y es la clave para conseguir un torso más amplio porque cuando se desarrolla lo hace hacia fuera, mientras que la cintura continúa en el mismo sitio.

Los presses militares y las elevaciones laterales son ejercicios excelentes para esos deltoides medios que proporcionan la apariencia de mayor amplitud.

Rotación en las elevaciones laterales

Cuando hagáis elevaciones laterales, rotad las palmas de las manos para que los dedos meñiques queden más arriba que los pulgares.

(Es como si tuvieráis un vaso de agua en cada mano y lo volcaseis para derramar el líquido poco a poco).

Este ligero movimiento ayuda a aislar la zona del deltoide medio para poder contraerlo a tope.

Series descendentes

Este método supone que, por ejemplo, en las elevaciones laterales con mancuernas, empecéis haciendo una serie pesada, llevando las repeticiones hasta el límite posible de vuestro estilo correcto, y entonces, quitéis peso, y sigáis haciendo, sin descanso, otra serie del mayor número de repeticiones posible.

(Por ejemplo, empezad con las mancuernas de 15 kilos, bajad después a las de 12,5 -sin descanso-, luego a las de 10, a las de 7,5 y terminad con las de 5 kilos).

Si utilizáis una polea, basta con bajar el gancho un grado o dos menos. Haced 3 a 5 series -que en realidad son una- y pasad después a otro ejercicio.

Superserie de press militar y elevaciones

Por ejemplo, haced press militar con vuestro máximo peso posible seguido por elevaciones frontales (con mancuernas, barra o poleas) o remo de pie con barra.

O probad a hacer una triserie de congestión en la cual enlazáis, press militar, elevaciones frontales o laterales y remos de pie con barra.

Aviso: ¡quema de verdad!

Practicad los laterales isometricos

Tras haber efectuado una serie normal de elevaciones laterales, agarrad unas mancuernas más pesadas, levantadlas hasta que formen línea paralela con el suelo y aguantadlas allí sin moverlas el tiempo que os resulte posible.

Os ayudará a prefatigar y congestionar vuestros deltoides y os aportará más estriaciones y relieves.

Esto que acabáis de leer son los planes de vuestro sastre para que consigáis la mejor posible línea uve.

Ahora lo que tenéis que hacer es poneros a trabajar siguiendo este sistema.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante.
No enviamos Spam, solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.