Como respirar mientras entrenamos

Como respirar entrenando

La respiración se define por la absorción de oxígeno y la expulsión de dióxido de carbono.

La ventilación del organismo se realiza a través de las vías aéreas (nariz, boca y faringe) y por los pulmones.

Los pulmones, órganos principales de la respiración, aprovisionan la sangre de oxígeno.

No explotamos toda nuestra capacidad respiratoria, ni mucho menos. Bastaría con efectuar algunas inspiraciones y espiraciones profundas para darnos cuenta de hasta qué punto respiramos mal.

Muchos son los malestares, las sensaciones de fatiga y los ronquidos intempestivos, los ataques de pánico y la timidez paralizante que podrían mejorar mediante unos simples ejercicios respiratorios.

El déficit de oxígenos es, además, un importante factor contribuyente al insomnio y el estrés.

La respiración influye en el tono muscular:

  • Los músculos no despliegan todo su potencial cuando la respiración se bloquea.
  • Son menos fuertes cuando espiramos.
  • Son más débiles durante la inspiración.

¿Cómo inspirar y espirar?

Para empezar, deberemos ser conscientes de cómo es nuestra respiración: ¿es serena o rápida?, ¿profunda o superficial?, ¿respiramos por la nariz o por la boca? .

Después, centrémonos en corregirla hasta obtener una respiración eficaz, esto es, serena, profunda y proveniente del vientre.

Como respirar durante el ejercicio

Numerosas personas que empiezan a hacer ejercicio de pesas cometen el grave error de bloquear su respiración para llevar a cabo un ejercicio.

Eso es exactamente lo contrario de lo que se debe hacer: conviene inspirar y espirar en el momento adecuado.

Por ejemplo, en la prensa deberemos espirar el aire en la parte final del movimiento (cuando hemos estirado las piernas) y mientras bajamos el peso debemos inspirar aire lentamente.

En el curso de un ejercicio, la respiración puede aumentar de diez a veinte veces con el fin de aportar el oxígeno suplementario que requiere el organismo para realizar un esfuerzo, así como para eliminar el dióxido de carbono producido.

El organismo regula la respiración en función de sus necesidades. Cuanto más importante es el esfuerzo realizado, más aumenta el ritmo respiratorio.

En efecto, la efectividad de un ejercicio será menor si se lleva a cabo con una respiración anárquica y descontrolada.

Cualquiera que sea el movimiento practicado, es indispensable inspirar y espirar sin agitación.

Ejemplo práctico de respiración entrenando

Todas las técnicas de levantamiento se conforman en dos fases, positiva y negativa.

¿Cuál es la fase positiva y cual la fase negativa?, esto depende del objetivo de la técnica de levantamiento.

Llamaremos fase positiva de la técnica de levantamiento a la fase en donde se está venciendo la resistencia o el peso, y fase negativa a aquella en donde se regrese para iniciar de nuevo el vencimiento de la resistencia.

Veamos un ejemplo práctico: “Press con mancuernas”

La fase positiva es cuando se suben las mancuernas venciendo la resistencia, la fase negativa en este caso es el descenso de las mancuernas.

La manera adecuada para respirar es la siguiente: en la fase positiva se debe exhalar (expulsar el aire), y en la fase negativa inhalar (tomar aire).

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante.
No enviamos Spam, solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.