¿Se puede evitar la resaca?

Evitar la resaca

Dolor de cabeza, náuseas, mareos, irritabilidad, fatiga, palidez, temblores, vómitos y sed. ¡Vaya con la resaca!

Seguro que quieres saber como evitar la resaca. Después de todo no dejas de escuchar remedios mágicos como el tomar un ibuprofeno antes de acostarte, tomar un vaso de agua por cada bebida, etc.

¿Hay algo de cierto en esto? Por desgracia, poco podemos hacer salvo lo que exponemos a continuación.

Medidas preventivas contra la resaca

Antes de ponerte a beber, quizá debas probar con alguno de estos trucos protectores. Más vale prevenir que curar.

Complementos: Antes de empezar a beber, toma vitamina C.

Nunca tomes aspirina ni en general otros medicamentos: Combinar el alcohol con la aspirina te emborrachará aún más.

La moderación es básica: Bebe despacio. Cuanto más rápido bebas, antes llegará el alcohol al cerebro.

El tamaño sí importa: La proporción alcohol-peso corporal es un factor importante. Una persona de 100 kilos puede beber bastante más que una de 70. Recuerda: no es ninguna competición.

Qué bebidas debes evitar

Todas. Vale, esto no es lo que querías oír, maticemos un poco la respuesta.

El alcohol contiene un subproducto que puede agravar los efectos de la resaca. Si bebes, lo mejor es el vodka o la ginebra, porque contienen menos cantidad de este subproducto.

Evita a toda costa el brandy, el whisky, el coñac o el champagne, que son los más altos en esta sustancia.

El vino tinto tampoco es muy aconsejable porque contiene tiramina, una sustancia que puede causar dolores de cabeza muy intensos.

La cerveza no es solo un zumo de cebada como dicen muchos en plan de broma. Además es un alimento altamente estrógeno. Ver más información al respecto en nuestro artículo Quemar grasa y los componentes estrógenos.

Evita mezclar el licor con bebidas gaseosas, ya que las burbujas aceleran el desplazamiento del alcohol a la sangre.

Resaca en la mañana siguiente

Una noche de alcohol te exige que repongas todo lo que tu cuerpo ha perdido.

No bebas más: Nunca trates una resaca con más alcohol. Así es como se empieza a crear la dependencia.

Repón las existencias de agua: Bebe mucha agua antes de acostarte y al levantarte, para mitigar los efectos nocivos de la deshidratación.

Toma complementos: Toma complejos de vitamina B y aminoácidos para recuperarte.

Bebe caldo: El caldo de cubitos o casero repondrá las pérdidas de potasio.

Siempre fruta: Una vez más, los dietistas recomiendan el consumo de bebidas de frutas, que contienen fructosa, una forma de azúcar que ayuda a quemar el alcohol con mayor rapidez.

Combate la resaca con huevo: En un estudio realizado por el New Scientist, se seleccionaron cuatro hombres para beber considerablemente. Los voluntarios probaron cuatro remedios diferentes para la resaca.

El mejor resultó ser la N-acetilcisteína, compuesto químico que se encuentra en los huevos. La acetilcisteína ayuda a que el cuerpo queme los radicales libres que aparecen en el hígado después de haber bebido.

El tiempo lo cura todo: Duerme toda la noche, trata los síntomas, come algo sano y ligero y, sobre todo, prométete a ti mismo que nunca lo volverás a hacer.

Conclusiones

Como ves, evitar la resaca es imposible. Solo podemos mitigar sus efectos y la abstinencia es el único método que garantiza resultados.

Para que abstenerte te sea un poquito más fácil lee con atención nuestro completo artículo sobre los efectos del alcohol.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante.
No enviamos Spam, solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.