Ponle sal a tu creatina

Creatina, sal, sodio

No hay duda de que desde el comienzo del mercado de suplementos culturistas, el monohidrato de creatina ha sido uno de los más efectivos de todos. Pero a pesar de sus buenas cualidades, siempre se intenta mejorarlo.

En cuanto que el monohidrato de creatina demostró su valor. los fabricantes de suplementos buscaron la manera de hacerlo más efectivo. Hoy, aparte del monohidrato, existen el citrato de creatina, el malato de creatina,  el etil ester de creratina y el alfa cetoglutarato de creatina … y no hemos nombrado todos.

Teniendo a nuestra disposición todas estas formas del mismo suplemento, ¿cómo podemos saber cuál es la mejor, si es que hay una? Muchos expertos creen que el monohidrato de creatina es tan efectivo como el resto de las otras formas en que se vende la creatina además de más barata.

Sin embargo. el monohidrato de creatina tiene una desventaja: necesita insulina para llegar a las células musculares y potenciar el aporte. Eso significa tener que añadir a la creatina cantidades notables de azúcar para incrementar los niveles de insulina.

Sin embargo, algunas de las nuevas fórmulas de creatina pueden penetrar en las células musculares sin necesidad de valerse de la insulina. El sodio. por ejemplo, puede activar el aporte de creatina a las células del músculo, facilitando el consumo de creatina a los culturistas que hacen dieta o siguen un plan de comidas escasode carbohidratos.

Un estudio de la Universidad de Baylor comparó los efectos de tomar monohidrato de creatina con el azúcar dextrosa o citrato de creatina con sodio sobre la expresión del gene de los receptores de creatina en las células musculares. Cuanto mayor sea la expresión del gene receptor de creatina, más fácil resultará aumentar el número de receptores de creatina en las células musculares, consiguiendo así un aporte mayor de creatina.

Probad a salar vuestros suplementos de creatina en lugar de endulzarlos con azúcares como la sacarosa y la dextrosa. Buscad nuevos productos de creatina que no dependan de la insulina y que aporten 3 a 5 gramos de creatina e incluyan 120 a 250 mg de sodio y una cantidad similar de potasio por dosis: tomadlos inmediatamente antes y después de entrenar.

La adición del potasio resulta crucial para mantener los niveles adecuados de sodio y potasio intracelulares y extracelulares, algo imprescindible para potenciar el aporte a las células musculares de la creatina dependiente del sodio.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante.
No enviamos Spam, solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.

2 Comentarios

  1. La creatina es un excelente suplemento que da muy buenos resultados y podría ser un buen complemento para las fases que comentas.

    No obstante y aunque el artículo sigue unas bases científicas, pienso que a menos que tengas una dieta de cero carbos, algo que no recomiendo en absoluto, yo tomaría la creatina después de entrenar con algo de azúcares.

  2. Enorme y buen trabajo el de esta web, enhorabuena. Centrándome en este asunto ¿sería buen aporte esta elección de la creatina para ir terminando la rutina completa publicada aquí en sus últimas fases de alta intensidad y definición? ¿Daría un aporte de energía efectivo para el objetivo más óptimo?