Cruces en polea

Cruces en polea

Ejecución de los cruces en polea

• Coge los agarres de los cables de una polea alta con las palmas mirando hacia abajo. Sitúate a igual distancia de cada polea y coloca un pie por delante para mantener el equilibrio.

• Inclínate hacia delante entre 15 y 30 grados manteniendo la curvatura natural de la columna.

• En la posición inicial, los brazos deben estar a los lados y casi perpendiculares al cuerpo, con los codos ligeramente doblados.

• Toma aire y aguanta la respiración cuando lleves los brazos adelante y abajo mientas los codos permanecen ligeramente doblados.

• Lleva los brazos delante del pecho hasta que las manos se junten o se crucen ligeramente frente al cuerpo.

• Mantén esa posición durante un segundo mientras expulsas el aire. Regresa a la posición inicial.

• Mantén el cuerpo en una posición estática para tener el movimiento controlado en todo momento.

Consejos de entrenamiento

• Mantener los codos ligeramente doblados alivia el estrés que sufrirían si estuvieran rectos. Si por contrario estiras los brazos para completar el movimiento, van a entrar en juego los tríceps, lo que significa que estás utilizando demasiado peso.

• Mantén la misma posición del torso durante todo el ejercicio. Si te echas adelante para ayudarte a llevar los brazos al frente, disminuyes el trabajo sobre los pectorales.

• Lleva los brazos sobre el pecho y en línea con los pectorales todo lo posible. Si llevas los brazos más hacia la cabeza, pones más énfasis en el pectoral superior y en el deltoides anterior que en el pectoral medio.

• En general, echarse mucho hacia delante cambia el énfasis más hacia los pectorales medio y superior. Permanecer más erguido trabaja en mayor grado la región inferior del pecho.

• Para mantener la estabilidad del torso, toma aire y aguanta la respiración mientras tiras del peso y al cruzar los cables, así se incrementa la presión intraabdominal y torácica que estabiliza la columna y mantiene recta la parte superior del cuerpo.

• No dejes que los brazos participen en el ejercicio. Para mantener la tensión en el pecho, dobla ligeramente los codos y aprieta los pectorales mientras llevas los brazos frente al cuerpo.

• El músculo serrato entra en juego en la abducción de la escápula, por lo tanto no contraigas los músculos de la espalda para echar los hombros hacia atrás. En lugar de eso, redondea los hombros mientras llevas los brazos frente al pecho.

Imagen extraída de bodybuilding.com

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante.
No enviamos Spam, solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.

1 Comentario