Estiramientos

Estiramientos

Los estiramientos son indispensables en la vida cotidiana a fin de mejorar la soltura, la tonicidad y la movilidad.

Los estiramientos no constituyen únicamente una manera de tonificar el cuerpo: ayudan a eliminar el estrés tomando conciencia del propio cuerpo.

Los estiramientos son una gimnasia suave, sin riesgos. Nos invita a escuchar el interior de nuestro cuerpo en lugar de prestar atención tan solo a su apariencia. El cuello se libera, el vientre se aplana, el pecho se abre y las piernas se agilizan.

La consecuencia natural de un cuerpo flexible es la gracia.

La verdadera belleza de la silueta consiste en el equilibrio de las masas que se deriva de la elasticidad muscular y no en la delgadez.

Libera la musculatura y permite la circulación de la energía necesaria para que nos sintamos bien. De este modo, evacuamos tensiones y eliminamos dolores.

La práctica regular de ejercicios de flexibilidad permite:

  • Relajarse, tanto física como mentalmente.
  • Aumentar la flexibilidad y la elasticidad de músculos y tendones.
  • Aumentar la amplitud de los movimientos.
  • Mejorar la tonicidad muscular.
  • Desarrollar las capacidades cardiovasculares y la resistencia.
  • Elevar el límite de resistencia a la fatiga.
  • Prevenir traumatismos y dolores, tanto musculares como articulares.

Estiramientos y Flexibilidad

El estiramiento es un gesto natural que mantiene la forma física y procura bienestar.

De manera instintiva, la primera cosa que hacemos por la mañana, cuando nos despertamos, es estirarnos.

Más allá de este aspecto revitalizante, el estiramiento constituye también un buen medio para optimizar el rendimiento deportivo.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante.
No enviamos Spam, solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.