Prevención de lesiones en el gimnasio

prevenir lesionesSi usted ya ha sufrido una lesión, ya sabe lo frustrante que resulta el forzado periodo de inactividad. Estar en el dique seco mientras se recupera puede tener un coste significativo.

Su nivel de puesta en forma y acondicionamiento se deteriora, la fuerza disminuye, y el volumen muscular, tan duramente conseguido, se evapora ante sus propios ojos. No poder ejercitarse puede volverle irritable o deprimirle; el síndrome de abstinencia de entrenamiento es algo real. Usted puede evitar todo eso tomando precauciones para disminuir las posibilidades de lesionarse. Las medidas de precaución deben ser una parte de la rutina de entrenamiento de todo el mundo. La seguridad es una cuestión de sentido común. Algunos consejos para prevenir las lesiones son:

  • Calentar primero con cinco minutos de estiramientos o ejercicio cardiovascular.
  • Evitar los pesos excesivos. Usted debe ser capaz de realizar al menos seis repeticiones.
  • Incrementar el peso gradualmente, no más de un 5 por ciento de una vez.
  • Mantener sesiones de entrenamiento de menos de una hora de duración.
  • Tomarse (al menos) un día de descanso a la semana.
  • Regular en ciclos la intensidad de las sesiones de trabajo (periodización).
  • Entrenar en un gimnasio bien equipado.
  • Utilizar máquinas de vez en cuando  para mayor seguridad.
  • Mantener la técnica correcta.
  • Parar al sentir dolor. Reconocer los primeros signos de lesión.

El riesgo de lesión es mayor en determinados momentos. Yo los llamo «ventanas para el desastre». Dichos momentos son como conducir por una autopista bajo una lluvia intensa. Levante el pie del acelerador.

Extreme las precauciones en el ejercicio cuando:

  • esté enfermo o más cansado de lo normal,
  • entrene en un momento diferente del día,
  • entrene en época de frío,
  • entrene en un gimnasio nuevo o no habitual o
  • intente un ejercicio nuevo o con un equipamiento nuevo.

Probablemente, los momentos descritos no sean los más idóneos para intentar una nueva marca personal. Si usted se siente realmente cansado o enfermo sustituya una sesión de entrenamiento con peso por algo de ejercicio cardiovascular suave, o tómese un día extra de descanso. Durante la época de frío, recuerde que el organismo necesita un periodo de calentamiento mayor y algunas prendas extras para mantener el calor corporal.

Siempre que intente un nuevo ejercicio, o utilice un nuevo equipamiento, hay una curva de aprendizaje implicada en ello, así que utilice pesos más ligeros hasta que domine lo que está haciendo.

Deja un Comentario