Para desarrollar tus pectorales a tope, es probable que hagas press de banca, press inclinado y flexiones en paralelas, que son excelentes, porque dan masa muscular a los músculos del pecho.

Pero la zona superior del pecho es la más visible, y en culturismo las proporciones son muy importantes para transmitir la imagen de un cuerpo hercúleo.

Por eso debes concentrar tus esfuerzos en el desarrollo de la parte superior del pecho, y serás capaz de hacerlos visibles incluso cuando lleves la camisa abierta.

Estudiamos los dos tipos de cruces en polea que podemos realizar en nuestras rutinas de pecho, en polea alta y baja, y te explicamos por qué uno de ellos es más efectivo para trabajar el pectoral superior.

Cruces entre poleas altas

Los cruces entre poleas altas son excelentes como ejercicio final para cincelar los pectorales.

El problema de este movimiento es que, como las aperturas en banco declinado, trabajan más los pectorales inferiores.

Este ejercicio es excelente para entrenar el pecho, pero no trabaja bien el pectoral superior.

Cruces entre poleas bajas

Los cruces en polea baja son excelentes para desarrollar las partes superior e interna de los pectorales.

En este ejercicio, al igual que con los cruces con polea alta, se trabaja el pectoral mayor, pero se incide más en la parte superior de este gran músculo.

Asimismo, el deltoides anterior y el bíceps también trabajan de manera secundaria en este movimiento.

Cruces en polea baja para pecho

Utilizad un peso entre ligero y moderado, y haced de 8 a 12 repeticiones por serie.