No abuses de las técnicas de alta intensidad

Alta intensidad, Entrenamiento, Miostatina

Seguro que utilizáis técnicas de alta intensidad como repeticiones forzadas, series descendentes y negativas, que permiten impulsar el desarrollo muscular más allá de lo que somos capaces mediante el entrenamiento normal.

Aunque usar esas técnicas esporádicamente resulta positivo, hacerlo de modo habitual no es mejor.

Como hemos dicho siempre, las técnicas de alta intensidad solo deben ser utilizadas algunas veces porque el abuso puede conducir al sobreentrenamiento.

Es evidente que la condición de sobreentrenado puede tardar varias semanas (o incluso meses) en presentarse, pero la investigación demuestra que las técnicas de alta intensidad pueden limitar el desarrollo si se usan demasiado.

Investigadores de la Universidad Baylor probaron los efectos prolongados del uso de técnicas de alta intensidad, concretamente la técnica de repeticiones negativas, sobre la proteína miostatina, que reduce el tamaño muscular al activar mecanismos que descomponen la proteína.

Sus resultados sugieren que los atletas pueden necesitar poner límite al uso de esta técnica de alta intensidad.

Pero aquí está la sorpresa del estudio: las chicas pueden no necesitar hacerlo porque el estrógeno -hormona femenina- ayuda a deprimir los niveles de miostatina.

Nota: Tienes más información sobre la miostatina en nuestro artículo bloquear la miostatina para ganar músculo.

Detalles del estudio

Los científicos de hicieron que ocho hombres y ocho mujeres completaran siete series de 10 repeticiones negativas de extensión de piernas al 120 de su máximo para repeticiones concéntricas.

Las mujeres entrenaron así durante su fase media luteal (una fase de su ciclo menstrual) cuando tienen más elevados los niveles de estrógeno.

Los investigadores sacaron biopsias de los cuadriceps de cada persona antes del entrenamiento, así como 6 horas y 24 horas después para determinar la expresión genética de la miostatina.

Al compararlo con los niveles observados antes del ejercicio, el entrenamiento negativo aumentó la miostatina mRNA en un 75% a las 6 horas después de entrenar en los hombres, pero solo en un 29% en las mujeres.

En ambos sexos, los niveles de miostatina regresaron a la normalidad después de 24 horas.

Conclusión

Este estudio presenta evidencias claras del porqué masculino de no utilizar durante mucho tiempo técnicas de alta intensidad como repeticiones negativas.

Como mucho, no supereís nunca las cuatro semanas de utilización antes de realizar fases de descarga para que los niveles de miostatina regresen a la normalidad.

Superar eso implica que la elevación de los niveles de miostatina puede conducirnos a un periodo de descomposición muscular que impida nuestro desarrollo.

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante.
No enviamos Spam, solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.