Distribución de las comidas y los tentempiés

Distribución de las comidas y los tentempiés

Debemos acostumbrarnos a comer más a menudo, distribuyendo los tentempiés y las comidas a intervalos regulares (5 veces al día, cada 3-4 horas aprox.).

Esto no significa comer más, sino equilibrar la cantidad de lo que se come normalmente, un mayor número de veces al día.

Una mayor distribución de las comidas a lo largo del día conlleva una serie de ventajas:

Aporte constante y proporcionado de sustancias nutritivas, lo que permite un óptimo rendimiento físico y mental durante el transcurso de la jornada.

Mayor combustión de calorías. Cuando nuestro organismo gasta energía, lo hace por varios medios, y uno de ellos viene representado por el efecto térmico de la comida o termogénesis dietética (gasto energético producido por la digestión, absorción, metabolización y transporte de los alimentos). Consecuentemente, si nos acostumbramos a comer más veces al día, el gasto energético diario será mayor.

Contribuye a controlar los niveles de colesterol y a la reparación constante de los tejidos del organismo.

Un reparto calórico diario y óptimo podría ser el siguiente:

  • Desayuno (sustancioso): 20-25% – Hora: 7/8 ¡No se debe empezar el día sin realizar un buen desayuno!
  • Tentempié de media mañana (ligero): 10% – Hora: 10.00/11.00
  • Almuerzo (abundante, pero sin excederse): 30-35% – Hora: 14.00/15.00
  • Tentempié de media tarde (ligero): 10% – Hora: 17.00/18.00
  • Cena (ligera: permite conciliar mejor el sueño, mientras que una cena abundante equivale a pesadez y dificultad para dormir): 20-25% – Hora: 21.00/- 22.00

Para finalizar este apartado, un consejo: coma con tranquilidad y sin prisas, terminando las comidas con un “huequito” en el estómago que proporcione sensación de bienestar, y no de pesadez. ¡Su estómago se lo agradecerá!

Los tentempiés

Los tentempiés son medios idóneos que contribuyen a mantener nuestros niveles constantes de energía, permitiendo de esta manera un rendimiento fisiológico óptimo a lo largo del día, así como una aceleración de nuestro índice metabólico.

Éstos estarán compuestos principalmente por alimentos ricos en carbohidratos y pobres en grasas.

Ejemplos de tentempiés:

Fruta o zumos

Barritas de cereales

Yogur

Frutos secos

Galletas con bajo nivel de grasa y/o ricas en fibra

Sandwiches o bocadillos ligeros (sin excederse con el embutido)

Arroz con leche

Gofio con leche y azúcar

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico y serás notificado de nuevos artículos al instante.
No enviamos Spam, solo te contactaremos cuando publiquemos un nuevo artículo.

1 Comentario